5 beneficios de los cereales en la salud

Una buena alimentación influye no solo en nuestra salud sino también en nuestro estado de ánimo. Avena, cebada, trigo sarraceno, quinoa y espelta son excelentes granos para incluir en el plan para lograr una buena nutrición. El Instituto de Salud Canadá recomienda que las mujeres consuman de 6 a 7 porciones de cereales por día, vemos porque:

Los cereales reducen la grasa visceral

Un estudio publicado en 2011, en el journal Obesity, comer fibra más soluble mejora la reducción en la grasa visceral. Esta grasa se encuentra en la profundidad de nuestro cuerpo, siempre alrededor de los órganos vitales. La grasa visceral se asocia con hipertensión, diabetes y enfermedades del hígado.

Se concluyó que, por cada contribución adicional de 10 g de fibra soluble entre los sujetos de estudio, la grasa visceral se redujo en 4%. Por otro lado, con un aumento de actividad, moderada, resultó incluso en una disminución de 7%: 175 ml (¾ taza) de avena cocida proporciona 4 g de fibra. La misma cantidad de cebada cocida proporciona 3 g.

En conclusión la alimentación con cereales combinada con ejercicio es muy potente para reducir la grasa visceral alrededor de los órganos del cuerpo y mejorar notablemente la salud.

Los cereales previenen cálculos biliares

Comer fibra también ayuda a evitar cálculos biliares. Un estudio publicado en el American Journal of Gastroenterology contrasto el consumo de fibra dietética y el tipo de cirugía biliar en casi 70.000 mujeres durante un período de 16 años. El estudio demostró que las mujeres que consumieron alimentos ricos en fibra soluble presentaron un 17% menos de riesgo de cálculos biliares en comparación con aquellos que consumían menos fibras en su alimentación.

Control de la glucosa en la sangre

Según una investigación realizada en la Universidad de Lund en Suecia, un buena comida con cereales como la cebada, avena o pan, ayuda a moderar el aumento de glucosa en la sangre hasta 10 horas después. Esto es muy beneficioso ya que grandes fluctuaciones en los niveles de azúcar en la sangre están ligadas a un mayor riesgo de obesidad, diabetes tipo 2 y a enfermedades cardiovasculares.

Los cereales evitan el envejecimiento

Una variedad de trigo, de escanda, es una rica fuente de manganeso, que desempeña un papel clave en el antioxidante enzima superóxido dismutasa (SOD). Esta enzima que ayuda a combatir los radicales libres, unas moleculas que desempeñan un papel en el envejecimiento, cáncer y enfermedades del corazón y prevenir algún daño: ½ taza (125 ml) cocido espelta ofrece un 62% de sus necesidades diarias, y la misma cantidad de trigo sarraceno cocido, primo del ruibarbo y la acedera, contiene el 20%.

Los cereales mejoran los músculos y la piel

La proteína ayuda a reparar y mantener los músculos, piel, órganos y glándulas, además que proporcionan energía. A diferencia de la mayoría de los alimentos de origen vegetal, quinua, un grano de los Incas, que contiene los nueve aminoácidos esenciales necesarios para hacer una proteína completa: taza (125 ml) quinua cocida roja o regular, proporciona más de 3 g de proteína. Es una buena idea, si comes otros cereales, combinarlos con legumbres para complementar el contenido de proteína.

¿Cómo armar tu desayuno ideal con cereales para diabéticos?

En el supermercado los opciones de cereales es abrumadora, hay una impresionante variedad de productos y la elección a menudo representa un reto para las personas con diabetes, su familiares o madres.

¿Si nos basamos en el contenido de azúcar, por la cantidad de hidratos de carbono o el número de gramos de fibra? ¿Qué parte es lo preferido y cuál es la mejor elección? ¿Y fibra dietética? ¿O los cereales deben calcularse como carbohidratos?

Aquí te dejamos algunos consejos y trucos del equipo expertos dietistas/nutricionistas de diabetes Québec, para que puedas despejar tus dudas y tomar el desayuno más sano a base de cereales.

Si sos diabetico: Los criterios de selección de un cereal

Además de hidratos de carbono y otros nutrientes en la tabla de nutrición, son hechos que puede influir en salud y que, incluso si no tienen ningún impacto directo sobre su azúcar en la sangre: lípidos (totales, saturadas y trans) y sodio (sal) son entre otros elementos de control para la salud cardiovascular.

Aquí están los criterios nutricionales que proponen para una buena selección de cereales para el desayuno:

Para una porción de 30 g:
3 g o menos grasa
0 g de grasas trans
240 mg o menos sodio
2 g o más de fibra
5 g o menos de azúcar *.
* 10 g o menos de azúcar si es un cereal que contiene nueces y poca azúcar

Una buena comparación

Es importante saber que la porción de referencia en la tabla de la nutrición de un producto, puede variar considerablemente de un tipo de cereales a otro y de una marca a otra. Por ejemplo, una marca podría utilizar una porción de 34 g, mientras que otra opta por una referencia de 55. Por eso antes de comparar dos productos es necesario determinar que la porción de referencia entre los productos cumple con los mismos criterios.

Cuidado con el Marketing

Hay que tener cuidado con las expresiones y slogan de los productos y marcas, tales como: “hecho de grano entero,” “7 grandes”, “multigrano”, “natural”, “sano” y “saludable”. Estas referencia son muy visibles en las cajas de los cereales, pero a veces son confusas y no tan ciertas. A primera vista, por lo tanto, algunos consumidores pueden creer que estos productos son poco refinados y contienen mucha fibra. Sin embargo, no es siempre así.

De hecho, en algunos casos, el cereal refinado es el principal ingrediente y a lo cuales se añaden una pequeña cantidad de cereales integrales. En otros casos, en realidad habrá presencia de varios grandes, pero no necesariamente. Estas referencias, por lo tanto, no son siempre garantía de buen valor nutricional, algunos cereales contienen una cantidad insuficiente de fibras y a veces incluso contienen mucha azúcar agregada.

Así que siempre, es prudente validar la información consultando la tabla de valor nutricional. También puede consultar la lista de ingredientes y productos que son cereales de grano entero en la parte superior de la lista.

3 consejos finales para tu desayuno ideal con cereales

Complementar

No debemos solo conformarnos con lo que viene en el producto. Si eligis un cereal menos ricos en fibra, puedes agregar una pequeña cantidad de salvado de avena, salvado de trigo o incluso combinar con otros cereales ricos en fibra.

Añadir lo que deseas comer:

Es buena idea elegir un cereal de grano entero con un mínimo de ingredientes agregados. ¿Pero porque conformarse con esto? Puedes agregar  frutas o nueces y semillas. Su cereal será valor más nutritivo sabroso e interesante.

Crear tu propio producto:

Una buena idea es preparar la mezcla en grandes cantidades y guardarla en un recipiente hermético.

Fuente: Investigación equipo de dietistas/nutricionistas de Diabetes Québec