+10 Alimentos con enzimas: Lo mejor para una buena digestión

Listado de alimentos con enzimas

¿Cuales alimentos contienen enzimas? ¿Quieres aprovechar al máximo todos los nutrientes y vitaminas que te ofrecen los alimentos? Para ello no necesitas de suplementos artificiales, el secreto se esconde en las enzimas que nos proporciona los alimentos frescos y naturales, aquí te explicamos el por qué.

Para que nuestro sistema digestivo funcione correctamente y logre descomponer los alimentos en elementos más simples que el cuerpo pueda adsorber, es necesario tener enzimas digestivas.

Químicos naturales que se encargan de descomponer las moléculas de la grasa, proteínas e hidratos de carbono para transformarlas en energía.

Aquí es donde entra el papel tan importante de las enzimas, ya que si el cuerpo no logra producir enzimas el proceso digestivo se ve afectado e incluso provocar insuficiencias nutricionales, lo que significa una responsabilidad para los alimentos con estas sustancias.

Existen varios tipos de enzimas y cada una tiene una función específica, desde el transporte de nutrientes o la eliminación de desechos tóxicos, hasta la purificación de la sangre en el hígado o la nutrición del cerebro.

Inclusos hay algunas que reducen la tensión de las paredes de estómago e intestino, mejoran la función digestiva, refuerzan el sistema inmunitario y pueden contribuir a controlar dolencias relacionadas con la inflamación crónica.

Pero si nos enfocamos en las enzimas digestivas encontramos a la proteasas que descomponen la proteína en pequeños péptidos y aminoácidos, lipasas que se encarga de la grasa y la convierte en tres ácidos grasos, más una molécula de glicerol.

Y finalmente la amilasas que descomponen los carbohidratos en azúcares simples, como la glucosa y la maltosa.

Cada una de estas enzimas cumple una función y por lo tanto aportan numerosos beneficios que queremos destacar en este artículo, además también hemos preparado una lista con algunos de los alimentos que contienen enzimas para que los tengas en cuenta a la hora de la comida.

Beneficios de consumir alimentos con enzimas

Los alimentos con enzimas nos proporcionan un ayudante diminuto que beneficia en gran medida al sistema digestivo, principalmente, estas promueven la absorción de nutrientes y minerales esenciales para el organismo.

Básicamente fragmentan los alimentos en moléculas, las hallamos en la saliva, los jugos gástrico y pancreático y las secreciones intestinales.

Pero esta no es su única función, las enzimas también favorecen el sistema inmunitario, ya que los glóbulos blancos poseen enzimas, que les ayudan a destruir virus y bacterias.

Ciertas enzimas nos ayudan a restablecer el equilibrio en los procesos inflamatorios al permitir una curación más rápida y eficaz.

Para que necesitamos consumir enzimas

Como ya lo hemos dejado en claro desde el inicio del artículo, la función más conocida y popular de las enzimas en general es la de favorecer la digestión.

Proceso en el cual juegan un papel significativo, ya que las faltas de enzimas suelen causar ser digestiones difíciles, gases, diarrea, acidez o reflujo gástrico.

Además, la falta de enzimas disminuye las posibilidades de absorber los nutrientes necesarios y con el tiempo puede llevar a otros problemas de salud.

Por esta razón todos y aún más las personas que presentan problemas digestivos deben incorporar alimentos ricos en enzimas a su dieta.

Alimentos ricos en enzima (LISTADO)

El alimento rico en enzimas se encuentra de forma sencilla y son versátiles a la hora de incorpora a la dieta, se trata, por lo general de verduras ácidas y frutas cítricas, pero también entra en este grupo algunos vegetales fermentado.

A continuación, encontraras una pequeña lista de los alimentos con enzimas que puedes incluir en tu dieta para aumentar el alcance de tu sistema digestivo y al mismo tiempo aproveches al máximo los nutrientes y vitamina que te proporcionan la naturaleza.

Piña

Esta fruta tropical contiene diferentes enzimas, entre ellas la bromelina, la cual tiene la capacidad de descomponer las proteínas en componentes más básicos, como los aminoácidos, que luego nuestro organismo utiliza.

Papaya

Esta fruta también conocida como lechosa, es comúnmente asociada con la salud de sistema digestivo, ya que cuenta con propiedades diuréticas, pero también es rica en enzimas digestivas.

Al igual que la piña, contiene proteasas, las cuales ayudan a digerir las proteínas.

Sin embargo, contienen un grupo diferente de proteasas conocido como papaína, que ayuda a aliviar el estreñimiento y los gases que provoca el Síndrome de Intestino Irritable.

Para aprovechar su potencial debes comerlas maduras y crudas pues la exposición al calor puede destruir estas enzimas.

Mango

El mango es una de las frutas tropicales más deseadas por su rico sabor, pero también contiene un tipo de enzimas digestivas llamadas amilasas.

Las cuales se encargan de descomponer los carbohidratos más complejos como el almidón en azúcares como la glucosa y la maltosa.

Miel

Dulce y viscosa pero llena de nutrientes, sobre todo de enzimas digestivas a las que se le atribuyen propiedades curativas, ya que ayudan a descomponer el almidón en azúcares más simples.

Pero al igual que la papaya, es recomendable consumir miel de abeja cruda y evitar la procesada que ha sido expuesta a altas temperaturas.

Kiwi

Los kiwis favorecen la descomposición de las proteínas en aminoácidos gracias a la actidina, la enzima propia de los kiwis, por lo que una de sus ventajas es que evita las digestiones pesadas, las gastritis o la formación de gases.

Además, es un reconocido por ser rico en vitamina C, vitamina E, vitamina K, esencial para huesoso y vasos sanguíneos, y un potente antioxidante.

Kéfir

Los lácteos también tienen su lugar en esta lista, uno de ellos es el kéfir, que es cada vez más popular en las dietas saludables ya que nos aporta bacterias beneficiosas, contiene diferentes enzimas digestivas, entre ellas lipasa, proteasas y lactasa.

Aguacate

Los aguacates, que a diferencia del resto de frutas son ricos en grasas y pobres en azúcares, contienen dos enzimas: lipasa y polifenol oxidasa, que descomponen la grasa en ácidos grasos absorbibles por el organismo y son las responsable del pardeamiento de la pulpa al entrar en contacto con el oxígeno del aire.

Plátanos

A pesar que la cualidad más nombrada del plátano es su alto contenido de potasio, los plátanos son otra fruta que contiene enzimas naturales, específicamente amilasas y glucosidasas.

Dos grupos de enzimas digestivas que descomponen carbohidratos complejos, como el almidón, en azúcares más pequeños y de absorción más fácil.

Jengibre

Especialmente utilizado para infusiones, el jengibre es una planta cuyo tallo es muy apreciado por su aroma y sabor picante, pero también cuenta con muchos beneficios para la salud debido a sus enzimas digestivas.

Estas enzimas favorecen la absorción de nutrientes, el jengibre nos ayuda a prevenir el estreñimiento, aliviar los dolores abdominales, mejorar la digestión y coadyuvar en el tratamiento para las náuseas y los vómitos.

Miso

El miso es un condimento fermentado muy utilizado en la cocina japonesa. Contiene enzimas vivas si no ha sido pasteurizado. Puedes tomarlo en forma de sopa o añadirlo como condimento.

La importancia de las enzimas recae en el sistema digestivo, por lo que consumir alimentos ricos en esta sustancia es indispensable para mantener la salud del organismo.

Pero recuerda que siempre debes mantener una dieta balanceada y acompañarla con rutinas de ejercicio básicas para mantener la vitalidad de todo tu cuerpo.