Verduras ¡Conoce todo sobre sus beneficios!

¿Que son las verduras?

Verduras ¿Qué son? Beneficios y propiedades ¿Qué aportan a nuestra salud? Estos son alimentos ricos en vitaminas, minerales y ácidos grasos esenciales.

¿Qué son las verduras? Verdura es el nombre que se le atribuye a las hortalizas, especialmente aquellas que se caracterizan por poseer hojas verdes.

Semillas como los guisantes o las arvejas, tallos como los espárragos; frutos como el pepino y las hojas como la acelga y la lechuga, tambien forman parte del grupo de alimentos considerados verduras.

Y pese a que alimentos como la zanahoria, las papas, las cebollas y la berenjena no se caracterizan por ser de color verde, están son consideradas verduras.

Es preciso acotar, que el verde que caracteriza a gran número de verduras es un pigmento natural llamado clorofila, y esta tonalidad puede variar entre un verde intenso a verde pálido, incluso entre plantas de la misma especie.

¿Cuales son los tipos de verduras?

Los tipos de verduras se clasifican de acuerdo a su producción y a si estas crecen debajo o encima de la tierra, entre ellas nos encontramos con:

 

  • Verduras de Raíz: Dentro de la clasificación de verduras con raíz se encuentran la zanahoria, el rábano, las patatas, las alcachofas y el nabo.
  • Verduras tipo Bulbo: Entre a variedad de verduras tipo bulbo se encuentran la cebolla, el ajo y la remolacha, el chile, y el tomate.
  • Verduras de Tallo: Los espárrago, el puerro y el apio entran entre la variedad de verduras de tallo, el cual es comestible.
  • Verduras de Hoja: Verduras como la espinaca, la rúcula, la lechuga, la endibia y la acelga forman parte de la gran variedad de verduras de hoja.
  • Verduras en bayas: Dentro de esta variedad se encuentran el pepino, el calabacín y la calabaza.
  • Verduras de Flor: El coliflor, el brócoli, y la alcachofa son verduras de flor y esto se debe a la forma de sus hojas.

¿Cómo se deben comer las verduras?

Las verduras son de gran utilidad en el mundo culinario, gran variedad de verduras, como la lechuga, la zanahoria, la espinaca, y la rúcula son utilizadas en la preparación de ricas y saludables ensaladas. Ya que se pueden consumir crudas o condimentadas con aceite o vinagre.

Mientras que verduras como la el col, el brócoli, la zanahoria y la berenjena, suelen cocinarse al vapor, hervidas, asadas, horneadas o fritas.

Incluso es posible licuar algunas verduras para beberlas, como la zanahoria y el pepino, puesto que se encuentra en auge la preparación de batidos o jugos Detox, bien sea para depurar el organismo, bajar de peso o simplemente para brindar nutrientes al organismo.

¿Cual es la diferencia entre frutas y verduras?

De acuerdo a los expertos en botánica, la diferencia entras las frutas y la verdura, radica en que una fruta es una estructura con semilla que surge de una planta con flores. Mientras que las verduras la contemplan otras partes de la planta, como raíces, hojas y tallos. Las cuales en su mayoría son comestibles, y pueden crecer por debajo o encima de la tierra, mientras que las frutas suelen nacer en los arboles altos y frondosos.

Beneficios que tienen las verduras en nuestra salud

En líneas generales, las verduras son consideradas un alimento sumamente saludable, ya que se caracterizan por ser ricas en vitaminas, fibras, minerales.

Además de propiedades antioxidantes que ayudan a prevenir diversas enfermedades, mientras que su contenido calórico y de grasa es muy bajo, lo que las hace aún más saludables.

Verduras con Hierro

Verduras con alto contenido de hierro

A continuación haremos referencia a los beneficios de incluir el consumo de verduras en nuestra dieta diaria:

  • Blindan el funcionamiento del sistema inmunológico: El incluir la ingesta de verduras, las cuales se caracterizan por poseer un alto contenido de vitaminas y minerales, ayudará a subir las defensas, y por ende a blindar el sistema inmunológico, previniendo de esta forma pasar por cuadros virales, lo que garantiza que estemos menos propensos a sufrir infecciones.
  • Ayudan a bajar de peso: La mayoría de las verduras se caracterizan por contar con un gran porcentaje de agua dentro de su composición, y además, cuentan con un bajo contenido calórico que contribuye en gran medida en la pérdida de peso. A esto le podemos sumar, que las verduras cuentan con propiedades diuréticas que facilitan la eliminación de toxinas del cuerpo. ¡Sin duda, la ingesta de verduras favorece la pérdida de peso!
  • Mejoran la función del sistema digestivo: Podríamos decir, que la mayoría de las verduras en cualquier de sus tipologías, son fuente de fibra, nutriente que es fundamental para el buen funcionamiento del sistema digestivo, ya que ayuda a prevenir afecciones digestivas, tales como: el estreñimiento o la mala digestión, y además, favorece el tránsito intestinal.
  • Favorece la salud cardiovascular: Las verduras por su bajo contenido calórico y su alto contenido de fibra, favorecen la regulación de los niveles de colesterol en el organismo, lo que a su vez, garantiza el adecuado tránsito de la sangre, previniendo de esta forma el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.
  • Hidratan el cuerpo: Las verduras son fuente natural de agua, por lo que su consumo ayuda a hidratar nuestro cuerpo, lo que además nos brinda energía y vitalidad.
  • Combaten la anemia: Las Verduras se caracterizan por ser ricas en vitaminas y minerales, especialmente poseen un alto contenido de vitaminas C, y vitaminas del grupo B, además de minerales como el potasio o el hierro, los cuales son fundamentales para subir las defensas y prevenir la anemia o reducir los síntomas de esta afección.
  • Contribuye en la salud ósea: Los nutrientes que el consumo de verduras aporta nuestro organismo es fundamental para el crecimiento y desarrollo de los huesos y dientes, es especial los aportes de hierro y vitaminas del grupo B.

Sin duda, la inclusión de verduras en nuestra alimentación diaria es garantía de nuestra salud, y lo mejor de todo es que son muchas las verduras que se pueden ajustar a tus gustos y necesidades.

Por lo que no puedes dejar de incluirlas en tu dieta diaria. Recuerda que estas se pueden consumir crudas, salteadas, al vapor, en sopas, fritas o incluyéndolas en ricos batidos.