Aceite de Astrágalo: Beneficios y usos para la salud

Si algo comparte las tierras occidentales y orientales, además de historia, es una gran riqueza cultural. Ambas tierras son poseedoras de leyendas y conocimientos que han logrado mantenerse vivos a través de los milenios.

Áreas como la agronomía, astronomía, arquitectura, la botánica y la medicina natural, son algunos de los campos que se han podido beneficiar con diferentes estudios y aportes heredados de generación en generación, algunos mediante la tradición oral y otros con registros escritos.

Hoy dejaremos de lado los secretos de occidente y viajaremos a un país de tierras occidentales, China, para compartir contigo uno de esos conocimientos ancestrales derivados del estudio de las plantas, el Aceite de Astrágalo.

Conoce sus propiedades antivirales, antioxidantes, expectorantes e inmuno-estimulantes en el tratamiento de enfermedades crónicas y leves. ¿Quieres saber cómo funciona? descúbrelo a lo largo de nuestro contenido.

Astrágalo

Astrágalo

¿Qué es la Planta de Astrágalo?

El Astrágalo o Astragalus, por su nombre científico, es una planta medicinal de origen chino, específicamente de las provincias Yunnan y Sichuan, y zonas al norte de China.

Este tipo de plantas pertenece a la familia de las fabáceas, un grupo caracterizado por reunir dentro de su clase diferentes árboles, arbustos y hierbas que generan frutos de tipo legumbre como las lentejas, los frijoles, y los garbanzos.

Existen al menos 2 mil clases de plantas de astrágalo, con hojas que pueden o no ser pinnadas, tallos con vellosidades y flores de color violeta, púrpura o amarillo pálido que, en la mayoría de los casos, desprende un olor dulce. Además, posee una raíz de color amarillento y velluda.

Para su cultivo, se necesitan suelos arenosos preferiblemente y bien drenados, así como luz directa del sol. Su cosecha se realiza en primavera.

¿Cuáles son sus propiedades del Aceite de Astrágalo?

El Astrágalo es una planta rica en propiedades farmacológicas y medicinales. Su raíz amarilla contiene principios activos beneficiosos para nuestro organismo que se pueden conseguir cuando la planta alcanza una edad aproximada de 4 o 7 años.

Entre sus elementos orgánicos más comunes, destacan los siguientes:

  • Aceites grasos esenciales y oligoelementos: Los cuales retrasan el envejecimiento, activan las células encargadas de la regeneración de la piel y, además, fortalecen las uñas, el cabello, el esmalte dental y los huesos.
  • Aminoácidos, que participan en la producción y regulación de proteínas para el organismo.
  • Minerales como el sodio, el selenio y el magnesio que contribuyen en la regulación de la presión arterial y el volumen sanguíneo, protegen al cuerpo contra infecciones y normalizan la función de la glándula tiroidea.
  • Flavonoides, que actúan a manera de poderosos antioxidantes, con características antinflamatorias capaces de asistir al sistema inmunológico.
  • Fibra alimenticia, que favorece la digestión, regula el colesterol y genera sensación de saciedad.
  • Compuestos orgánicos como la colina, betaína y ácido gluónico que mejoran el rendimiento deportivo aumentando la fuerza, la potencia y la resistencia muscular, contribuyendo a la prevención de la fatiga.

Estos beneficios se pueden obtener utilizando su raíz para la elaboración de infusiones medicinales, ungüentos, comprimidos en cápsulas, tinturas o aceites, según sea la afección a tratar.

¿Qué es el Aceite de Astrágalo?

El aceite de astrágalo es un líquido oleoso de color amarillento que se obtiene mediante el macerado o tratamiento de la raíz de la planta de astrágalo.

Este aceite milenario, en aplicación tópica, reúne algunas de las propiedades antes descritas, siendo ideal para el tratamiento de enfermedades cardiovasculares y cutáneas. También puede ser utilizado como antiséptico, analgésico o antiinflamatorio.

Usos y beneficios del Aceite de Astrágalo

A continuación haremos referencia a los usos y beneficios del Aceite de Astrágalo:

En Medicina Natural

  • Acción descongestionante: Su uso en masajes tiene efectos relajantes y broncodilatadores que sirven el tratamiento del asma o la disnea.
  • Analgésico natural: El aceite de astrágalo contiene flavonoides, que le otorgan propiedades antiinflamatorias y analgésicas. Si lo aplicas sobre la zona afectada, el líquido actúa sobre tensiones musculares, migrañas y dolores de cabeza.
  • Estimulante para la buena circulación: Puedes utilizar sus efectos antiinflamatorios y vasodilatadores como coadyuvante en el tratamiento de las varices. Para ello, solo debes masajear la zona afectada con unas gotitas de este aceite.
  • Tratamiento relajante: Como aceite para masajes, proporciona descanso y relajación ante tensiones musculares generadas por el estrés.
  • Función Antiséptica: Puede ser utilizado como tónico auxiliar en el tratamiento y desinfección de heridas leves o superficiales, siempre y cuando la piel presente signos de revestimiento, conocidos popularmente como costras.

Para la piel

  • Limpia y suaviza la piel: El aceite de astrágalo tiene propiedades antisépticas y antiinflamatorias que lo convierten en una cura efectiva en el tratamiento de infecciones cutáneas en pieles no grasas.
  • Hidrata de manera continua: En aplicación tópica, sus propiedades emolientes hidratan y reparan la piel seca, dañada por quemaduras o por exposición al sol.
  • Efecto antienvejecimiento: El aceite emanado del astrágalo tiene efectos antiedad en la piel que pueden llegar a suavizar las líneas de expresión-
  • Acción cicatrizante: Su composición rica en aceites grasos esenciales y oligoelementos activan las células encargadas de la regeneración de la piel.

Para el cabello y uñas

  • Regeneración total: Su composición rica en ácidos grasos y minerales repara y fortalece tanto las uñas como el cabello, siempre y cuando este se encuentre reseco o quemado por el sol. Solo aplícalo sobre la zona deseada y dejar secar al aire libre, sin exponerte a los rayos UV. En al caso del cabello, agrega unas gotitas un champú neutro y úsalo de manera regular.

Contraindicaciones

  • No debe ingerirse. La capacidad comestible del aceite de astrágalo aún se encuentra bajo investigación. Si bien es cierto que existen comprimidos a base de raíz de astrágalo que se pueden ingerir, su aceite esencial no es uno de ellos.
  • Evita aplicarlo sobre heridas abiertas o profundas. Su acción antiséptica y cicatrizante debe utilizarse solo cuando la piel presente signos de revestimiento (costras).
  • En pieles grasas incrementa la aparición de granos. A pesar de contener propiedades antisépticas, su oleosidad y alta cantidad de ácidos grasos puede incrementar la aparición de granos y manchas en personas con acné, tez rojiza o impurezas en la sangre.
  • Aumenta la oleosidad en cabellos grasos. Sus ácidos grasos estimulan la producción de las glándulas sebáceas, generando problemas de seborrea en cueros cabelludos sebosos.
  • Si eres de piel sensible, podría generarte reacciones alérgicas. Te sugerimos realizar una prueba previa a su aplicación, untando una pequeña cantidad de aceite en tu antebrazo para descartar cualquier reacción adversa.
  • Consulta con un médico antes de emplear la planta por vía oral, en especial si padece de alguna enfermedad auto-inmunológica, diabetes, esclerosis múltiple, artritis reumatoide o lupus eritematoso sistémico.
  • La ingesta de su raíz en té o comprimidos interfiere en el efecto de algunos medicamentos. Puede llegar a potenciar algunos antivirales (aciclovir e interferón) y entorpecer la acción de ciertos anticoagulantes, diuréticos y barbitúricos (fenobarbital).
  • Eleva los niveles de la hormona del crecimiento si se consume por tiempo prolongado.

Aceite de Astrágalo casero ¿Cómo hacerlo?

Hoy compartiremos contigo una sencilla receta para que elabores en la comodidad de tu casa aceite de astrágalo con la técnica de macerado. ¿Quieres disfrutar de todas sus propiedades? entonces debes buscar lo siguiente:

  • 1 recipiente resistente al calor.
  • 1 recipiente de vidrio con tapa.
  • 1 colador o tela fina.
  • 1 cuchara o vara mezcladora.
  • 1 litro de agua.
  • 1 olla o cazuela amplia y honda (para baño de maría).
  • 1 taza de aceite de almendras u oliva.
  • Raíz de astrágalo bien lavada.

Preparación

  1. Coloca la olla o cazuela sobre la estufa a fuego lento con agua suficiente para realizar un baño de maría.
  2. Toma una porción pequeña de raíz de astrágalo e introdúcela en el recipiente resistente al calor. Una vez dentro, agrega la taza de aceite hasta que el líquido cubra y sobrepase el trozo de raíz.
  3. Ahora, lleva el recipiente a la olla o cazuela para que se prense en baño de maría por espacio de seis horas.
  4. Cumplido este periodo, retíralo del fuego y déjalo reposar. Ya frío, filtra la mezcla con ayuda del colador o tela fina para obtener el aceite.
  5. Vierte el resultado al frasco de vidrio y ¡Voila!, ya tienes aceite de astrágalo listo para usar.

¿Cómo utilizarlo?

Por su composición oleosa, te recomendamos emplear pequeñas dosis sobre la piel o zona a tratar, utilizando movimientos ascendentes.

Puedes aplicarlo en solitario, diluido en cremas neutras o en compañía de otros aceites esenciales complementarios, solo recuerda mantener tus manos y la parte a tratar totalmente limpias antes de realizar cualquier tratamiento.

¿Te ha resultado útil? ¡Sabemos que sí! Nuestra sección de comentarios se encuentra activa para que nos cuentes tu experiencia. ¡Anímate!