Aceite de menta ¡Refrescante aceite esencial!

Aceite de menta

¿Cuáles son las bondades de usar aceite de menta? A lo largo de nuestro artículo haremos referencia a todo los que debes saber sobre este espectacular aceite. ¿Qué esperas para saber más sobre el aceite de menta?

Aceite de menta ¡Un maravilloso, útil y refrescante aceite esencial!

El aceite de menta es un aceite esencial sumamente beneficioso para el uso cosmetológico, ya que se le atribuyen múltiples usos.

Debido a que cuenta con múltiples propiedades y beneficios, en los que destaca que promueve el crecimiento del cabello, puesto que aumenta los folículos pilosos.

Además posee diversas propiedades antiinflamatorias, antimicrobianas, antibacterianas y además es un aceite que posee efectos analgésicos, expectorantes, antiespasmódico, estimulantes que favorecen en gran medida el funcionamiento de nuestro organismo.

Sumado a esto, su uso es muy frecuente en la práctica de la aromaterapia, ya que resulta muy efectivo para relajarse por su suave y refrescante aroma y fragancia.

¡No te quedes sin usar este maravilloso, útil y refrescante aceite esencial!

Aceite de Menta

Aceite de menta maravilloso y refrescante

Origen del aceite de menta

La menta es una planta aromática, conocida por su nombre científico como Mentha Piperita y guarda sus origenes en el Medio Oriente y Europa pero actualmente su cultivo se evidencia en diversos países de todo el mundo.

Esta planta da origen a uno de los aceites esenciales más beneficiosos para la salud y la cosmetología, y surge de la mezcla y el cruce de dos plantas, la menta acuática y la hierbabuena, y es muy apreciado por sus propiedades medicinales y terapéuticas, así que, no te quedes sin usarlo.

Beneficios del aceite de menta

El aceite de menta cuenta con un sin fin de beneficios tanto para la salud y el hogar, los cuales detallaremos a continuación:

  • Refuerza el sistema inmunológico: El consumo de aceite de menta ayuda a combatir enfermedades respiratorias como los resfriados y gripes, ya que es expectorante y es aplicado untándolo en el pecho y cerca de las vías respiratorias.
  • Combate el malestar general: Diversos estudios demuestran que el aceite de menta es usado comúnmente para contrarrestar la fiebre, esto es posible por el efecto que causa el mentol como ingrediente central dentro del aceite de menta, el cual es usado como ungüento y es aplicado en el cuerpo dando suaves masajes.
  • Mejoran la función del sistema nervioso: Puesto que ayuda a relajarse y tranquilizarse por su refrescante fragancia y suave olor, es propicio para meditar y alcanzar la lucidez mental, contrarresta las ansias y el estrés, es por ello que su uso es muy popular dentro de la cultura de la aromaterapia.
  • Aleja a los insectos: Por las características de su fragancia el aceite de menta ayuda a prevenir picaduras de insectos, dado por su ingrediente central, el cual es el mentol y es por esto que tiene la capacidad de ser un poderoso repelente.
  • Promueve la salud del cabello: El aceite de menta es ideal para eliminar la calvicie, este sorprendente efecto se determinó a través de recientes estudios científicos que evidenciaron que al realizar masajes en el cuero cabelludo y aplicando gotas de aceite de menta se puede llegar a aumentar los folículos pilosos, logrando que el cuero cabelludo logre a través de absorción de los nutrientes del aceite de menta generar nuevas hebras de cabello.

¿Cuáles son las propiedades del aceite de menta?

El aceite de menta cuenta con numerosas propiedades, que hacen de este aceite una opción sumamente indispensable para el ser humano y a continuación haremos referencia a las mismas:

  • Es rico en Mentol: Siendo este un componente esencial para contrarrestar los efectos de las fiebres, gripes, dolores de cabeza, dolores menstruales, quemaduras por el sol.
  • Posee propiedades antisépticas, cicatrizantes y antibióticas: Esto lo hace ideal para ser aplicado en la piel y tratar afecciones superficiales.
  • Es antimicrobianas y antibacterianas: Esto lo hace ideal para la limpieza en diversas áreas del hogar, como la cocina, los baños, el lavaplatos y hasta para lavar la ropa, con tan solo unas gotas de este aceite en un balde de agua usted puede aromatizar y desinfectar todo el suelo de su hogar, mescle unas gotas de este aceite con su jabón lavaplatos y obtendrá excelentes resultados.
  • Es dentífrico: El aceite de Menta es de uso muy frecuente y casi obligatorio de las industrias elaboradores de pastas dentífricas.

El aceite de menta es ideal para eliminar la calvicie

Contraindicaciones del aceite de menta

De forma natural, el aceite de menta es su útil, pero para su almacenamiento es recomendable mantenerlo fuera del alcance de los niños, debido a que su aplicación es muy delicada, ya que su ingesta no es recomendada.

A la hora de usarlo para masajes o ungüento, se sugiere no hacerlo en exceso o diluirlo con cremas, puesto que pueden surgir reacciones alérgicas o incomodidad por la aplicación del mentol de forma directa en la piel.

Es por esto que se recomienda hacer un examen para determinar si su cuerpo tolera el aceite de menta.

Algo que debes tener en cuenta, es preciso que el embace donde se almacene se encuentre perfectamente cerrado, de no estarlo se evaporara sumamente rápido.

En el caso de su uso como tónico capilar se recomienda también mezclar solo unas cuantas gotas con el champú de forma prudencial, debido a que se debe evitar a toda costa el contacto con los ojos.

Se tiene que tomar en cuenta que este aceite no debe ser usado en pieles que sufran de hipersensibilidad al mentol.

¿Cómo hacer aceite de menta?

Para obtener aceite de menta debes de tener hojas frescas de la planta de menta (Mentha Piperita), aceite de almendra o en su defecto aceite de oliva.

Igualmente un mortero o triturador, un colador, una olla con tapa y un frasco (preferiblemente de color oscuro) para guardar el aceite.

Los aceites de la planta deben pasar por un proceso de destilación y a continuación te explicaremos como hacerlo en la comodidad de tu hogar:

  • Paso 1: Lave muy bien cada una de las hojas de la menta y deje que estas se sequen de forma natural.
  • Paso 2: Con el mortero o triturador machaque o triture con fuerza las hojas de la menta hasta crear una pasta espesa que contenga toda la sabia de las hojas.
  • Paso 3: Vierta en la hoya una pequeña cantidad de aceite de almendra o de oliva que no exceda a la cantidad de hojas trituradas, mezcle bien y tape la olla para dejar que destile aproximadamente por media hora a temperatura baja.
  • Paso 4: Al terminar el tiempo no destape la olla, solo apague la hornilla de la cocina, deje que repose y espere a que se enfríe, para luego utilizar el colador para verter todo el líquido destilado en  el frasco. Asegúrese que quede muy bien cerrado para evitar fugas de la esencia del aceite de menta.
  • Paso 5: por ultimo debe colocar el frasco en un lugar fresco y oscuro por al menos 10 días. Durante este periodo de tiempo, debe mover el frasco cada 12 horas.

Pasos para preparar aceite de menta

¿Cómo usar el aceite de menta?

El aceite de menta se puede usar en la cocina, baños, habitaciones y en cualquier parte del hogar para limpiar y aromatizar o con fines cosméticos para garantizar el cuidado de la piel y el cabello.

Es por esto, que podemos encontrar en el mercado, productos, champús y cremas elaborados a base o complementados con aceite de menta.

Sin duda, el aceite de menta es muy provechoso tanto para la salud como para el hogar, y a lo largo de nuestro contenido te explicamos sus bondades y además te indicamos cómo prepararlo en la comodidad de tú hogar.

¡No te quedes sin usar el grandioso aceite de menta!