+10 Alimentos no recomendados para pacientes con cáncer ¡Toma nota!

Alimentos no recomendados para pacientes con cáncer

¿Conoces los alimentos no recomendadtos para pacientes con cancer? Si hay una situación que realmente llega a causar temor en las personas es el diagnóstico de algún tipo de enfermedad.

Sea temprana o tardía, la sensación que deja un diagnóstico sobre padecimientos de cuidado como la diabetes, el VIH o el cáncer es realmente desagradable tanto para el paciente como para sus familiares.

Y es que, a pesar que muchas personas han ganado la batalla a estos enemigos, reduciéndolos y logrando desempeñar sus tareas cotidianas con normalidad.

Siempre es difícil afrontar una noticia como esta, mucho más cuando no se tiene la información necesaria sobre el tema.

Es común que surjan miles de preguntas sobre tratamientos y pasos a seguir para dar respuesta a estas enfermedades, pero sin duda, uno de los más importante es el cuidado respecto a la alimentación.

Aunque oficialmente no hay algún alimento prohibido, al menos en lo que al tratamiento del cáncer se refiere, si es conveniente evitar algunos víveres que pueden agravar la situación salud en personas diagnosticadas.

En nuestro artículo de hoy conoce cuáles son los alimentos no recomendados para pacientes con cáncer, una guía imprescindible que cualquier persona debería seguir, padezca de cáncer o no.

+10 Alimentos no recomendados para pacientes con cáncer

Azúcar

El profesor y biólogo molecular belga, Johan Thevelein, desarrollo un estudio científico sobre el consumo de azúcar y sus efectos en el organismo.

El cual arrojó como resultado que la ingesta de ciertos tipos de azúcares podría dañar activamente las células de nuestro cuerpo y estimular el desarrollo de tumores cancerígenos.

Azúcar

Azúcar

Esto se debe a que las células cancerosas obtener energía de la fermentación del azúcar, que tiene un rendimiento energético menor que las reacciones químicas normales que usan las células para obtener energía.

Este fenómeno se denomina «efecto Warburg».

Alimentos procesados

Aunque todavía no ha quedado claro si el problema está en el empaque de plástico, en los ingredientes adicionados o en la combinación de ambos.

Lo cierto es que un estudio reciente arrojo que las personas que tienden a ingerir alimentos procesados en su dieta diaria, podrían aumentar el riesgo de padecer cáncer en general en un 12% y cáncer de mama en 11%.

Alimentos procesados

Alimentos procesados

Pese a que el estudio no señale explícitamente que estos alimentos ​estén causando cáncer; los científicos simplemente encontraron una tendencia preocupante en personas cuya dieta se encuentra saturada de ciertos alimentos.

Alimentos como los pasteles y muffins, dulces envasados, papas fritas, dulces, refrescos, cenas congeladas como albóndigas y palitos de pescado, fideos, ramen instantáneos, cereales azucarados y un largo etcétera.

Carne asada directo en la flama

Aunque el consumo de carne a la parrilla es una tradición en muchos países, comer este plato típico podría aumentar el riesgo de padecer cáncer.

Según un estudio del Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos, cuando las carnes (de res, cerdo, pescado, aves de corral) son expuestas a altas temperaturas, estas forman un par de sustancias químicas.

Carne asada directo en la flama

Carne asada directo en la flama

Sustancias llamadas aminas heterocíclicas e hidrocarburos aromáticos policíclicos que, al entrar al organismo, causan alteraciones genéticas en el ADN, dando paso al crecimiento de tumores.

El estudio se realizó en roedores alimentados con una dieta con base a aminas heterocíclicas, los cuales desarrollaron tumores en diferentes órganos.

Los roedores alimentados con hidrocarburos aromáticos desarrollaron leucemia y tumores en el tracto gastrointestinal y los pulmones.

Sin embargo, las dosis utilizadas para estos estudios fueron muy altas, equivalentes a miles de veces las dosis que una persona consumiría en una dieta normal.

Alimentos salados

De acuerdo a la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC), la ingesta frecuente de alimentos adicionados con sal, como el pescado o las carnes curadas, contribuyen al desarrollo de cáncer.

Sus altos niveles de nitratos y nitritos, al reaccionar con proteínas que ingerimos de manera habitual, forman nitrosaminas, una sustancia química que resulta muy perjudicial para la salud.

Alimentos salados

Alimentos salados

Cuando esta se encuentra en nuestro cuerpo a niveles superiores a los aceptables o cuando se consume durante largos periodos de tiempo. Las zonas más afectadas serían la cabeza, el cuello y, por supuesto, el estómago.

Embutidos

La Organización Mundial de la Salud confirmó que el consumo de productos como las salchichas, jamón, chorizo y tocino podría aumentar el desarrollo de cáncer.

Al igual que los alimentos salados, los conservadores que se utilizan para aumentar el tiempo de caducidad de estos productos, dar color y salarla, forman nitrosaminas elevando el riesgo de padecer de cáncer colorrectal en un 18%.

Embutidos

Embutidos

Lo más recomendable antes de consumir este tipo de alimento es lavarlos muy bien con agua potable para eliminar el exceso de nitratos que tiene el alimento y reducir su consumo a una o dos veces a la semana.

Harina blanca refinada

Pese a su inofensiva apariencia y delicioso sabor, la harina blanca refinada se ha convertido en un motivo de preocupación para muchos científicos y es que, de acuerdo a una reseña realizada por la revista ‘Cancer Epidemiology’.

El consumo de este producto genera más daño que beneficios al organismo. Por otro lado según la revista, cuando la harina blanca es sometida al proceso de refinación no solo pierde buena parte de su valor nutricional.

Harina blanca refinada

Harina blanca refinada

Además, los tratamientos químicos del grano dan como resultado la formación de un subproducto llamado aloxano que eleva los niveles de glucosa en la sangre y, por consiguiente, alimenta directamente el crecimiento de células cancerosas.

Lo más recomendables es hacer uso de harinas integrales o granos enteros parta la preparación de los alimentos ya que son ricos en fibras y tienen bajo índice glucémico, lo que ayuda la absorción de grasas y azúcares en el cuerpo.

Bebidas alcohólicas

De acuerdo a la información reseñada por el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades, el consumo regular de alcohol aumenta el riesgo de padecer 6 tipos de cáncer, incluidos el de seno, hígado y colon.

Esto sucede debido a que el cuerpo transforma el alcohol en una sustancia química llamada acetaldehído que altera y daña el ADN, sin oportunidad de reparar los daños, por lo cual se recomienda solo tomar una copa o 2 al día.

Bebidas alcohólicas

Bebidas alcohólicas

Entre las bebidas de mayor riesgo destacan los vinos tintos y blancos, la cerveza y diversos licores.

Además, el beber alcohol podría inhibir o turbar el efecto de tratamientos médicos recetados en pacientes con cáncer u otras enfermedades de riesgo.

Salmón de cultivo

Según un estudio realizado por el Enviromental Working Group, EEUU, el salmón de granja o de cultivo es otro alimento de alto riesgo para la salud.

La vicepresidenta del centro de investigaciones, doctora Jane Houlihan, aseguró que este alimento contiene altos niveles de bifenol policlorado (PCB).

Esta sustancia química se encuentra asociada no solamente al desarrollo del cáncer sino también a la infertilidad.

Salmón de cultivo

Salmón de cultivo

Jane señala que el salmón de granja contiene 16 veces más cantidad de PCB en comparación al salmón salvaje y otros alimentos del mar.

De esta forma atribuyen el cambio a las condiciones en la que se mantiene el pescado en las granjas como el nado en aguas contaminadas, con retardantes, pesticidas o antibióticos.

Los alimentos y bebidas ‘dietéticas’

Aunque cueste trabajo creerlo, estos alimentos llamados light son incluso más dañinos que las gaseosas o refrescos.

Mónica Belén, nutrióloga del Instituto Mexicano de Seguro Social, indicó que los edulcorantes y otras sustancias empleadas para fabricar estas comidas y bebidas causan graves enfermedades, incluyendo defectos congénitos y cáncer.

Los alimentos y bebidas 'dietéticas'

Los alimentos y bebidas ‘dietéticas’

Tal es el caso del aspartamo, al cual se le atribuyen efectos colaterales como daños al sistema nervioso central, temblores y pérdida de la visión.

Sin mencionar la sacarina, la cual es asociada a la aparición de cáncer de vejiga según estudios de laboratorio realizados en conejillos de india.

Palomitas de maíz para microondas

Esta inofensiva golosina contiene un compuesto químico llamado diacetilo empleado para dar sabor artificial a la mantequilla que recubren las palomitas.

El cual podría originar diversos tipos de cáncer e infertilidad, de acuerdo a diferentes estudios.

Del mismo modo, las pop corn para microondas utilizan compuestos perfluorados, elementos que se descomponen en una sustancia química denominada ácido perfluorooctanoico, asociada al desarrollo de cáncer.

Cabe destacar que los compuestos perfluorados también se encuentran presentes en las cajas de pizzas, plásticos para sándwiches y otro tipo de empaques elaborados para empaquetar alimentos.

Estos cumplen la función de generar resistencia en cada envoltorio y evitar que su contenido se filtre.

Palomitas de Maíz para microonda

Palomitas de Maíz para microonda

Te aclaramos, el riesgo de desarrollar cáncer no solo depende de nuestros hábitos alimenticios sino también de múltiples factores, incluida la genética, la edad, el estilo de vida y los factores ambientales.

Para evitar su aparición o desarrollo te recomendamos consumir un mayor número de alimentos ricos en antioxidantes que contribuyan a la revitalización de tu sistema inmunitario.

Nutrientes como el beta caroteno, el selenio, las vitaminas del tipo A, B.C D, y K, o la fibra alimentaria, son excelentes para prevenir el cáncer y complementar su tratamiento.

Los puedes encontrar en frutas, verduras y legumbres y aprovecharlos en 5 comidas ligeras al día que combinen sus beneficios.

Aunque sabemos que la quimioterapia y el padecimiento de la enfermedad pueden producir alteraciones alimenticias como pérdida de apetito o variaciones del gusto, es necesario motivar a los pacientes a ingerir alimentos.

Un tratamiento bien llevado y una buena alimentación pueden mejorar su calidad de vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *