¿Cómo congelar batata? ¡Para comerla cuando quieras!

¿Cómo congelar batata?

¿Cómo congelar batata? ¿Cómo se conserva? Suena fácil, pero debe hacerse de la forma adecuada para que no se pierdan los atributos de este tubérculo.

Ipomoea batatas, llamada comúnmente batata, es una planta de la familia Convolvulaceae, cultivada en gran parte del mundo por su raíz tuberosa comestible.

Originaria de América del Sur, esta raíz puede tener diferentes formas y colores; dependiendo de la variedad, puede ser de color blanco, amarillo o anaranjado.

La batata tiene una textura interna fibrosa y su sabor dulce se asemeja a una mezcla entre la calabaza y la papa. Pese a que el sabor de la batata es dulce, apenas tiene 3 % de azúcares en sus componentes.

El nutriente más importante en la batata es la vitamina C: una batata grande contiene más de 70 % de la ingesta diaria recomendada de vitamina C, eso es más del doble que las papas. Además ¡tiene 0 % de colesterol y 0 % de grasas!

Existen más de 400 tipos de batatas, que se diferencian entre sí por su apariencia externa (color y textura) e interna (beneficios principales).

Dado que es de fácil cultivo, es probable que tengas grandes cantidades de batata, que no piensas cocinar toda.

Por ello, en esta entrega te enseñamos cómo congelar batata para que puedas usarlas más adelante, manteniendo su delicioso sabor y nutrientes.

Batata, rica en vitamina C

¿Cómo congelar batata?

Si bien lo ideal para conservar las batatas en buen estado es guardarlas en una bolsa de papel para que no les llegue luz ni humedad, también las puedes congelar.

Si quieres obtener de ellas el mayor provecho, aquí te explicamos unos sencillos pasos para congelar las batatas.

Lo primero que debes hacer es elegir las batatas que estén firmes y tengan un color anaranjado profundo para los mejores resultados.

Las batatas deben ser cocidas antes de congelar y para ello debes cortar los extremos y pelarlas, luego cortar en cubos. Las batatas cambian de color cuando se congelan, haciéndose más oscuras.

Para evitar o minimizar esto, corta las batatas en cubos y báñalas en una mezcla de jugo de limón y agua, usando una proporción de ½ taza de jugo de limón a un litro de agua. Cocina las batatas según el método deseado (hornear, vapor o hervir).

Para congelar batata en cubos, cuélalas y luego déjalas enfriar en toallas de papel. Para secar los cubos de batata, coloca los cubos de batata enfriados en una bandeja para hornear y luego llévalos al congelador durante unos 20 minutos o hasta que los cubos estén duros al tacto. Esto evitará que los cubos se peguen durante la congelación.

Coloca los cubos de batata en bolsas de congelador, dejando un poco de espacio libre en cada bolsa. Exprime el exceso de aire y sella la bolsa.

Recuerda siempre etiquetar cada bolsa y escribirle la fecha, antes de almacenarlas en la parte más fría del congelador. Las batatas pueden congelarse indefinidamente.

Puré de batata

¿Cómo congelar batata como puré?

Para congelar puré de batata, prepara el puré de cubos cocido con 2 cucharadas de jugo de limón para evitar el oscurecimiento.

Es recomendable triturar las batatas sin ingredientes adicionales y añadir condimentos después de descongelado, cuando se vaya a utilizar.

Puedes guardar el puré de batatas en bolsas de congelador, aplanarlas y sellarlas, una vez eliminada la mayor cantidad de aire posible.

No olvides etiquetar las bolsas con la fecha y almacenar apilados en la parte más fría del congelador.

Para descongelar las batatas, retira la bolsa congelada del congelador y colócala en la nevera durante varias horas, hasta que se descongele por completo.

Las batatas congeladas también se pueden descongelar colocando las bolsas del congelador bajo agua corriente. Las batatas trituradas deben mezclarse de nuevo para devolverlas a su consistencia más gruesa.

Ten siempre presente que las batatas previamente congeladas no deben volver a congelarse. Lo mejor es comerlas dentro de 2 a 3 días luego de ser descongeladas.

Propiedades de la batata

Este tubérculo, uno de los más producidos en el mundo, es alto en vitaminas, sobre todo en vitamina A, la cual disminuye en gran medida la probabilidad de contraer cáncer.

La misma vitamina A, al aparecer en grandes concentraciones en la batata, disminuye los problemas de la piel como los eczemas.

La batata también es muy efectiva para personas que padecen de hipotiroidismo, dado su alto contenido de yodo, lo cual ayuda igualmente a mejorar el metabolismo graso, y tiene también gran contenido de potasio, que activa el sistema renal y hace posible la eliminación de toxinas mediante la orina.

La batata es rica en vitamina E y en menor medida en vitamina C, por lo tanto es un excelente antioxidante que ayuda al buen funcionamiento del sistema circulatorio.

También ayuda a mantener el cabello y las uñas sanas y mejora el aspecto de la piel.

Batatas asadas

La batata es muy recomendada en el embarazo debido a que es alto su contenido de ácido fólico y es excelente en los planes alimenticios, pues es rica en fibra, contiene 10 % del consumo de hierro que necesitamos diariamente.

Por si fuera poco, la batata tiene un poco más de 100 calorías por cada 100 grs, lo cual la hace ideal para las dietas, pues produce sensación de saciedad y controla los niveles de glucosa, además de que ayuda a controlar el colesterol.

Todas estas propiedades hacen de la batata una excelente aliada en nuestra dieta diaria, así que, luego de adquirirla, ¡congélala con confianza y úsala cada vez que quieras!