¿Cómo conservar el apio? ¡Fresco y crujiente!

¿Cómo conservar el apio?

¿Cómo conservar el apio? ¿Qué es? ¿Cuáles son sus beneficios? Perteneciente a la familia de las Apiáceas, antiguamente conocidas como umbelíferas, el apio es una de las hortalizas que mayores beneficios aportan a nuestra salud.

El apio es usado en dietas para perder peso, pero también en caldos o sopas para darle sabor. Hay personas que lo toman como infusión y también se usa para decorar algunos platos gourmet.

Entre estos beneficios resaltan los siguientes:

  • El apio es un gran depurativo: Gracias a su contenido en potasio, el apio estimula la producción de orina. Por ello es ideal para combatir la retención de líquidos y eliminar toxinas. Para que sea más efectivo, debes tomarlo en zumo y en ayunas.
  • Combate el estreñimiento y facilita la digestión
  • El apio ayuda a aliviar el estreñimiento de forma natural. Además, gracias sus minerales elimina la indigestión, la acidez de estómago y alivia los síntomas de la úlcera estomacal.
  • Ayuda a perder peso: Por sus propiedades saciantes, el apio disminuye las ganas de comer. Por otro lado, activa y mejora el funcionamiento del metabolismo. Además al ser bajo en grasas y calorías, esta hortaliza es ideal para adelgazar.
  • Cálculos renales: Elimina los cálculos renales y biliares.
  • Relaja: Gracias su contenido en minerales alcalinos, el apio es un poderoso relajante, que puede tratar problemas de ansiedad, estrés e insomnio.
  • Ácido úrico: El apio diluye el ácido úrico de las articulaciones debido a sus propiedades antiinflamatorias. Por ello, es un alimento muy recomendado en caso de reumatismo y gota.
  • Reduce la tensión arterial: Por ello, se recomienda consumir apio en caso de hipertensión.
  • Anticancerígeno: Puede prevenir algunos tipos de cáncer por su contenido en ftálidos, minerales, vitaminas y antioxidantes.

El apio fresco es ideal para la salud

Entre las propiedades más significativas del apio resaltan la fibra, proteína vegetal, antioxidades (flavonoides), vitaminas A, B1, B2, B3, B6, C, minerales: potasio, sodio, hierro, magnesio, fósforo, calcio y selenio; aceites esenciales como limoneno y selineno.

El aceite de sus semillas contiene ftálidos, que tienen propiedades anticancerígenas y antiinflamatorias.

Como vemos, son muchos sus beneficios pero, debes saber cómo conservar el apio de manera adecuada, para aprovechar todos sus nutrientes.

¿Cómo conservar el apio?

Conservar el apio de forma adecuada ayuda a mantenerlo fresco y evitar que se marchite. El apio sabe mucho mejor cuando está crujiente y firme. Además, durará mucho más tiempo con estos simples trucos.

Para conservar el apio en agua solo debes buscar un tazón de vidrio grande o un recipiente de plástico sellado.

Si el recipiente no tiene una tapa, necesitarás un envoltorio plástico para sellarlo. También es posible pero no tan sencillo usar una bolsa plástica y llenarla con agua.

Necesitarás agua fresca, limpia, y es mejor usar agua filtrada. De esta manera se puede incluso devolver la vida al apio que empieza a marchitarse. Elige un apio que tenga tallos derechos y rígidos. Las hojas deben ser frescas.

como conservar el apio

El apio facilita la digestión

Para conservar fresco el apio, debes sacarle los tallos de la base y cortar la base, después quita las hojas de los tallos del apio. Puedes realizarlo con un cuchillo de cocina.

Seguidamente debes cortar los tallos por la mitad, del largo del apio entero y luego colocarás el apio cortado en el tazón de vidrio o el recipiente de plástico.

Deja un espacio de unos 3 cm (1 pulgada) entre el apio y la parte superior del tazón.

Agrega el agua al tazón, vierte la cantidad suficiente de agua limpia, fresca y de preferencia filtrada para llenar el recipiente. Luego sella el recipiente con su tapa o, en su defecto, con un envoltorio plástico.

Debes asegurarte de seguir estos pasos porque colocar el apio en un recipiente hermético sin agua no funcionará bien. Es probable que el apio se seque.

Debes cambiar el agua todos los días o al menos cada dos días para mantener el apio más fresco. Cuando quieras un poco de apio, solo sácalo del agua, enjuágalo y cómelo. Reemplaza la tapa y el envoltorio plástico si aún queda apio.

¿Cómo conservar el apio fresco?

Un método para conservar el apio fresco es con agua, cortando la parte inferior del ramillete de apios antes de sumergir los tallos en un vaso con agua.

Así puede durar de 1 a 2 semanas en la nevera. Para ello, coloca el ramillete de apio en posición vertical en un vaso con agua dentro del refrigerador. Necesitarás un vaso grande o una jarra.

Cuando guardes el apio, no lo coloques en las zonas más frías de la nevera porque se puede congelar fácilmente. Tendrás que cambiar el agua al menos cada dos o tres días. Esto debe conservar el apio fresco porque absorberá el agua que está en el vaso.

Planta de apio

Otra manera de conservar el apio es envolverlo. Aquí te enseñamos varias formas de hacerlo:

  • Envuelve el apio en papel aluminio, cortado o entero, y hazlo herméticamente. Puedes poner el apio en papel toalla que esté un poco húmedo antes de envolverlo en el papel aluminio.
  • Guarda el apio envuelto en el refrigerador. Recuerda que las bolsas plásticas no funcionan porque el gas de etileno no puede salir, lo que aumenta las probabilidades de que el apio se pudra.
  • Envuelve el apio en papel toalla si no tienes papel aluminio a la mano. Guarda la parte superior, inferior y las hojas del apio, y colócalas en una bolsa con cierre hermético que congeles.

¿Cómo conservar el apio en el congelador?

Blanquea el apio, es decir, sumerge el apio en agua hirviendo por tres minutos antes de congelarlo, luego enfría el apio rápidamente al sumergirlo en un tazón con agua helada. Esto completará el proceso de blanqueamiento.

Finalmente escurre el agua adicional y guarda el apio en una bolsa para congelador o en un recipiente hermético para congelar.

Asi es una manera ideal de cómo conservar el apio y al hacerlo de la manera correcta, estarás aprovechando todos sus beneficios y propiedades nutritivas.