¿Cómo conservar el zapallo? ¡Sencillos consejos y tips!

¿Cómo conservar el zapallo?

¿Cómo conservar el zapallo? ¿Qué hacer para que dure más tiempo? Antes de hablar de estos temas, queremos explicarte qué es el zapallo.

Cucurbita moschata es el nombre científico del zapallo, una hortaliza originaria de Centroamérica perteneciente al género cucurbitácea, como el pepino o el melón.

Los diferentes nombres de este producto (calabaza, auyama) hacen referencia a diferentes especies, tamaños y colores de este vegetal, muy valorado por sus valores nutricionales.

Sus propiedades hacen de esta hortaliza un componente culinario muy beneficioso para la salud.

Su sabor es dulce, aunque puede ser empleado tanto en platos dulces como salados. El zapallo es rico en fibra y una de las hortalizas con mayor concentración de antioxidantes.

Como conservar el zapallo

Zapallo ¡Rico en fibra!

¿Cómo conservar el zapallo?

Antes de cortalo, puedes conservar el zapallo fuera de la nevera. Sin embargo, cuando lo utilices y quieras guardar porciones y no sabes cómo hacerlo, puedes seguir los pasos que te recomendamos aquí.

Para conservar el zapallo puedes congelarlo como cubitos crudos, cubitos cocidos y hecho puré.

Congelar cubitos crudos de zapallo es el método más rápido, pero generalmente es necesario descongelarlos bien antes de usarlos.

Congelar cubitos cocidos es mejor si quieres ahorrar tiempo posteriormente y congelarlo como puré es la opción más adecuada si planeas usar el zapallo en panes, como alimento para bebés o para recetas que requieran el uso de puré en lugar de trozos enteros.

¿Cómo conservar el zapallo congelado?

El zapallo puedes congelarlo usando alguno de estos métodos y así disfrutar esta sabrosa verdura más adelante. Para congelar el zapallo crudo, te recomendamos seguir estos sencillos pasos:

  • Pela y corta el zapallo del tamaño que desees.
  • Corta el zapallo a la mitad y corta ambos extremos. Este debe ser capaz de pararse derecho sobre su extremo.
  • Usa un cuchillo afilado con una cuchilla lisa para sacar la cáscara.
  • Corta el zapallo en cubitos. Para la mayoría de sus usos, es recomendable cortarlo en cubitos de 2,5 cm (1 pulgada), pero puedes hacerlos más grandes o más pequeños, según tu preferencia.
  • Retira las semillas y la pulpa mientras cortas en cubitos el zapallo. Luego, extiende los trozos en una bandeja para hornear con papel vegetal y coloca los trozos de zapallo por encima. Congélalos durante varias horas o hasta que estén del todo congelados.
  • Asegúrate de que los trozos estén extendidos en una sola capa y que no se topen entre sí. Debes congelar los trozos de zapallo crudo por separado, ya que si están amontonados o se topan entre sí, se congelarán pegados.
  • Si no dispones de papel vegetal, puedes usar papel encerado.

Cómo congelar el zapallo crudo

Otras formas de conservar el zapallo

Una vez que los trozos de zapallo se hayan congelado, colócalos en un recipiente de plástico apto para el congelador. Además es importante que tomes en cuenta estos datos que mencionamos a continuación:

• Deja 1,25 cm (1/2 pulgada) de espacio vacío en la parte superior del recipiente, ya que este se expande a medida que la comida se congela. Este espacio le da al zapallo espacio adicional para expandirse.
• Evita usar recipientes de vidrio ya que puede quebrarse en el congelador.
• Si deseas, también podrías usar bolsas de plástico herméticas siempre y cuando sean aptas para el congelador.
• Marca el recipiente con la fecha en la cual lo metiste a congelar y así sabrás cuánto tiempo has almacenado el zapallo.

Puedes conservar el zapallo congelado de 6 a 12 meses o hasta que el zapallo presente signos de descomposición o quemaduras por congelación.

Normalmente puedes usar los trozos congelados de zapallo directamente del congelador, pero también podrías descongelarlos para disminuir el tiempo de cocción.

Pero puedes igualmente conservar el zapallo una vez cocido. Pre-calienta el horno a 204 grados Celsius (400 grados Fahrenheit), corta el zapallo por la mitad, a lo largo, pon las mitades en la fuente para horno y añade agua, hornea entre 45 y 60 minutos.

Luego pela y corta en dados el zapallo cocido, congela los cubitos en una bandeja para hornear, traslada los cubitos a recipientes aptos para congelador, congela hasta que esté listo para su uso.

El zapallo puede durar de 6 a 12 meses mientras está congelado. Los cubitos de zapallo precocidos a menudo son más fáciles de usar directamente del congelador

¿Como conservar el zapallo congelado como puré?

Esta opción para conservar el zapallo congelado te permitirá más adelante darle diversos usos en tus platos. Entonces, sigue estos pasos:

  • Corta el zapallo a la mitad
  • Coloca el zapallo en un plato apto para microondas y añade agua
  • Cocina el zapallo en el microondas a máxima potencia durante 15 minutos o más
  • Luego, saca la pulpa cocida y prepara un puré, que meterás en recipientes para congelar ¡y listo!

El zapallo es un alimento bajo en sodio e hidratos de carbono, hipocalórica y alta en potasio.

Además, es rico en vitaminas y tiene un elevado porcentaje de agua, con lo cual resulta un vegetal nutritivo sin ser muy calórico.

Igualmente, es muy recomendado para personas con problemas digestivos, para mantener a raya la hipertensión y los problemas cardíacos.

Por otra parte, tiene acción diurética, es un alimento excelente para diabéticos, previene la anemia y diversos tipos de cáncer. Por esto y muchos otros beneficios, es recomendable incorporar el zapallo en la dieta.