El Calabacín ¡Hortaliza con muy pocas calorías!

¿Que es? ¿Cual es su valor nutricional? Origen, tipos, beneficios para la salud.Si hay algún vegetal que es realmente popular, es el Calabacín. Seguramente has comido uno que otro platillo que lo tiene como ingrediente, y has degustado su sabor en más de una ocasión.

A continuación profundizaremos más acerca de este vegetal que, debido a su popularidad, muchas veces pasa desapercibido. Así que acompáñanos a descubrir para qué sirve, cuáles son sus beneficios y cómo consumirlo

         

¿Qué es el Calabacín?

El Calabacín es una hortaliza que proviene de una planta perteneciente a la familia Cucurbitácea, este fruto es una especie de calabaza, pero más pequeña y de consumo más tierno.

Es un alimento realmente popular en la gastronomía mediterránea, y con él se pueden preparar un sinfín de deliciosos platillos. Quédate con nosotros para descubrir más acerca de esta sabrosa hortaliza.

Origen del Calabacín

Se cree que procede de Asia meridional, aunque existen pruebas de escritos egipcios en los que es citado el nombre del calabacín, y también hay pruebas de que los romanos lo conocían.

A pesar de no tener precisado su origen, lo que si es seguro es que los árabes lo introdujeron en los países del Mediterráneo, y no llegó a Europa sino hasta después de la Segunda Guerra Mundial.

Características del Calabacín

Es un pepónide carnoso, que carece de cavidad central, es liso, estriado y su tamaño puede variar. Normalmente los Calabacines son verrucosas y tienen una cáscara rígida.

Esta cáscara puede variar en su coloración, pues puede ser verde, claro u oscuro, en una tonalidad lisa o moteada en colores verde, amarillo, anaranjado o crema.

Además, su pulpa es de color amarillenta o anaranjada pálida, puede llegar a ser suave y nada amarga o bien puede ser fibrosa y amarga, dependiendo de la especie.

Propiedades y valor nutricional del Calabacín

El Calabacín es una de las hortalizas más ligeras, pues es muy rico en agua, con un aporte medio de carbohidratos, y con pocas proteínas, grasas y fibra.

Respecto a las vitaminas, destaca su contenido de vitamina A, y respecto a minerales, es realmente pobre en este aspecto. Pero contiene otros componentes como el manitol, trigonelina, flavonoides, fitosteroles y triterpenos

Beneficios del Calabacín

Esta hortaliza aporta numerosos beneficios a tu organismo, pues resulta muy ligera y por su poco contenido calórico y en grasas, contribuye a desintoxicar tu cuerpo y a proteger tus intestinos.

Su aporte de fibras lo hace excelente para combatir el estreñimiento, y su bajo contenido de carbohidratos, lípidos y sodio, lo hacen excelente para el consumo de personas diabéticas e hipertensas.

Además, es un antipirético natural, lo cual lo hace excelente para tratar fiebres por infecciones u otras etiologías; es también antiespasmódico y laxante, vermífugo y diurético.

Tipos de Calabacín

Podemos distinguir principalmente dos variedades o tipos. El Calabacín tipo oscuro, de color verde o negro, y de forma cilíndrica, esta especie incluye dos clases: El Sofía y el Samara.

El Samara es de color negro brillante, y el Sofía tiene un color verde medio. Y la otra variedad es el Calabacín tipo Claro, cuyos frutos son grises, algunas veces grises verdosos.

Dentro de este tipo, hallamos también dos clases: El Clarita, que es una variedad de color verde bastante claro; y el Grisón, variedad de color verde claro y con puntos grises.

¿De dónde proviene el Calabacín?

El Calabacín, esa hortaliza que todos conocemos, proviene de una planta denominada científicamente como Cucurbita pepo. Esta planta es una subespecie de la Cucurbitaceae, familia de la que también deriva la Calabaza.

Este fruto se suele consumir tierno, y cada planta produce entre 8 y 15 kg de Calabacín, por lo que es una excelente idea plantarla en tu casa para cosechar tus propios calabacines.

Planta del Calabacín

La Cucurbita pepo es una planta anual, es decir que crece  y se desarrolla a lo largo de un año, además su crecimiento es indeterminado y es una planta rastrera.

Esta especie pertenece  a la familia Cucurbitaceae, y es una subespecie o pariente de las calabazas. A continuación describiremos con más detalle esta planta.

¿Cómo es la planta del Calabacín?

Es una planta rastrera, subarbustiva, rastrera, monoica y anual. Es de hojas verdes que pueden tener o no manchas de color blanco, que algunas veces son lobuladas.

Esta planta no solo produce al Calabacín como fruto, sino que de ella también nacen diversas flores monoicas, que pueden se tanto femeninas como masculinas.

Partes de la planta del Calabacín

Esta especie posee un sistema radicular que se constituye por una raíz principal axonomorfa, y que se desarrolla mucho más que las raíces secundarias, las cuales crecen superficialmente.

Este tallo principal crece de forma sinuosa, y puede llegar a medir o un metro de largo, o incluso mas dependiendo de la variedad, sobre este tallo crecen otros secundarios que deben podarse bien para que no se atrofien.

Presenta hojas palmeadas, de limbos grandes y de color verde claro u oscuro; tiene flores monoicas, grandes, acampanadas y axilares. Y tiene por fruto al Calabacín, que ya ha sido descrito.

¿Cómo se siembra y cultiva?

Es una planta fácil de sembrar, pues puedes hacerlo a partir de sus semillas. Lo único que requiere es de mucho sol y de climas cálidos, de temperaturas entre 18ºC y 25ºC, cuidando que no disminuya de 8ºC.

Puedes sembrarlos directamente en el suelo, utilizando entre 2 y  semillas que debes esparcir conjuntamente, posteriormente debes cubrirlas con 4 cm de tierra o arena, y esperar a que germinen.

¿Cómo es la semilla del Calabacín?

Son granos que se hallan dispersos en cantidades numerosas en el interior del Calabacín, tienen un color blanco-amarillento, y tiene forma ovalada, puntiaguda y alargada.

El epicarpio de estas semillas es duro y tiene un gran volumen, por lo que no son comercializables. Su superficie es lisa y tienen un surco longitudinal en su borde exterior.

Pueden medir entre 0,6 y 0,7 centímetros de ancho, 0,1 y 0,2 centímetros de grueso, y pueden llegar a tener una longitud de aproximadamente 1,5 centímetros.

¿Qué se puede hacer con el Calabacín?

En relación a su uso culinario, debes tener en cuenta que tiene un sabor dulzón que combina excelentemente con cebollas y patatas. Y que por su alto contenido en agua puedes cocinarlo de las más diversas maneras.

Es común prepararlos hervidos, asados, en pastas, en cremas, salteados, rebozados, fritos, y de todas las maneras que se te ocurran.

Crema de Calabacín

Ahora ya sabes qué puedes hacer con este grandioso alimento, cómo prepararlo y además conoces un poco sobre su historia, sus propiedades y su valor nutricional.

Así que es momento de aplicar estos conocimientos e incluir el Calabacín en tu dieta diaria, no esperes más y comienza a preparar esta hortaliza con el mejor sazón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *