El Cardo Comestible ¡Una hortaliza ligera!

¿Que es? ¿Cual es su valor nutricional? Origen, tipos, beneficios para la salud. ¿Sabías que existen alrededor de 8,7 millones de plantas? Y de esta cantidad, al menos 300.000 son comestibles, aunque por cuestiones de ahorro en cultivo y siembra, solemos comer únicamente el 0,6% de esta cantidad.

Aún así, este pequeño porcentaje de plantas ofrece una amplia gama de sabores y colores que podemos incluir en nuestra dieta. Un buen ejemplo de esto es el Cardo, una deliciosa planta que podemos consumir de muchas maneras.

Así que si no conoces esta planta, te invitamos a continuar leyendo para que descubras cómo es, cuáles son sus beneficios, y mucho más acerca de el Cardo.

¿Qué es el Cardo Comestible?

Es una especie de planta perenne que pertenece a la familia de las Asteráceas. Se conoce también como cardo comestible o cardo de huerta, y su nombre científico es Cynara Cardunculus.

Las partes más utilizadas de esta planta son sus tallos o pencas, aunque en algunas regiones también se utilizan sus flores, y sus semillas, especialmente para producir aceite de estas últimas.

Origen del Cardo Comestible

La primera evidencia histórica del Cardo se ubica en el siglo IV a.c., y es parte de un escrito griego perteneciente a Teofrasto. Aunque se desconoce si este es originario de Grecia o de otras regiones.

Este origen incierto se debe a que era muy popular en la cocina tanto griega, como romana y persa, y no fue conocido en la cocina europea sino hasta el Medievo. También se popularizó en la cocina colonial americana.

Características del Cardo Comestible

Se trata de una planta perenne, con una raíz tuberosa. En su primer año de vida produce una gran roseta, con hojas tan grandes que pueden llegar a medir un metro de largo y 0,6 m de anchura.

Estas hojas están divididas, son pinnadas y tienen el envés blanquecino. En su segundo año, de esta roseta emerge un tallo largo, que puede medir hasta 150 cm de alto.

Su fruto es una Cipsela, y sus capítulos florales son los que producen las alcachofas, además presentan flores tubuladas, plumosas y de color morado o tan oscuro.

Propiedades y valor nutricional del Cardo Comestible

El aporte nutricional del Cardo es realmente significativo, pues es una hortaliza ligera que contiene muchísima agua, cerca del 94% de su composición es agua.

Aporta pocas calorías, tiene un alto contenido de fibra, y es una excelente fuente de minerales como el fósforo, sodio, hierro, potasio, calcio y el selenio.

Y además, posee cantidades significativas de vitaminas, especialmente la C y algunas del complejo B (B1, B2 y B3). Además, tiene otras sustancias positivas como la cinarina y la inulina.

Beneficios del Cardo Comestible

Los beneficios del Cardo para nuestra salud son muchísimos, para empezar, la inulina que aporta es esencial en el tratamiento de pacientes diabéticos.

Además, contribuye al cuidado de nuestro hígado, previene cálculos biliares, previene y disminuye el estreñimiento, mejora el proceso digestivo y reduce los niveles de colesterol en sangre.

Tipos de Cardo Comestible

Podemos distinguir entre diversas variedades. La Gigante de Ingegnoli, es una variedad italiana que no tiene espinas y es resistente a las sequías. La Green Globe, variedad de jardinería apropiada para climas atlánticos suaves.

La Violetto Di Chioggia, también italiana, utilizada por sus flores púrpuras como planta de decoración; la Inerme Blanca, cuyos tallos no tiene espinas, tiene un color blanco y su textura es muy resistente, se utiliza en la cocinal.

El Cardo de Benicarló, variedad española, de gran ternura y capacidad de conservación; el de el Burgo de Osma, se caracteriza por su suavidad y color marrón; y las Variedades francesas y las de Navarra.

Partes de la planta del Cardo

Sus pencas, su parte más utilizada para el consumo, tienen un color verde medianamente oscuro, aunque en las especies cultivadas, estas pencas son blanqueadas en la parte final de su crecimiento.

Estas pencas son huecas y estriadas. A lo largo de su tallo tiene diversas espinas, y tiene hojas grandes y verdosas que son la parte superior de las pencas.

¿Cómo se siembra y cultiva el Cardo?

Es una verdura de invierno, por lo que debes procurar sembrarlo entre julio y agosto, de este modo, su cosecha podrás iniciarla a finales de otoño y continuarla durante todo el invierno.

Requiere estar expuesta al sol o a la semisombra, se da mejor en climas templados, pues en climas calurosos pueden resultar muy amargos. Es sensible a las heladas, así que debes cuidarlo de las heladas.

¿Qué se puede hacer con el Cardo?

La textura de sus pencas es crujiente, y cuando se consumen tiernas, tienen un sabor dulce y delicado, con remanencias amargas; pero además, cuando se consumen blanqueadas, se disminuye su sabor amargo.

En regiones de España se utilizan para recetas navideñas; sus capítulos florales se pueden cocinar como alcachofas; y sus flores se utilizan como anticoagulantes para realizar cuajadas de quesos.

Además, sus semillas también se pueden utilizar, pues de ellas puede extraer una aceite que resulta muy similar al aceite de girasol en cuanto a su composición.

 

 

 

 

El Cardo, una planta de delicioso sabor y de propiedades increíbles, aunque poco conocida en nuestro continente americano; pues solemos consumir sus alcachofas, pero no la planta como tal.

Así que es momento de comenzar a buscar esta planta e incluirla en tu receta, atrévete a experimentar con recetas nuevas que incluyan al Cardo como ingrediente principal.