Espirulina: Una alternativa para vegetarianos y veganos

¿Qué es la espirulina?, ¿cuál es el valor nutricional de la espirulina?, ¿cómo ayuda la espirulina a los vegetarianos y veganos? En el mundo existen variedades incalculables de dietas basadas principalmente en frutas y vegetales, pero esto ha dejado de ser un modo de alimentación para convertirse en toda una tendencia.

Cada vez son más las personas que se suman a las dietas vegetarianas y veganas por lo que en los últimos años se han vuelto unas de las más comunes, y con ellas han crecido las alternativas para bridar una alimentación completa a las personas con estos hábitos, una de ellas es la espirulina ¿has oído sobre ella?

La espirulina es una palabra que es poco conocida pero no ha tardado en hacer popular entre quienes están dispuestos a adoptar nuevos métodos en el terreno de la alimentación, pero, ¿qué es la espirulina? Se trata de una microalga, aunque se define científicamente como una cianobacteria o microbio unicelular.

Esta se caracteriza por su color verde azulado, que tiñe todos los productos que se elaboran con este ingrediente que solo viene en dos presentaciones, en píldoras o polvo y se utiliza como colorante alimentario natural para teñir dulces, o para dar un color otros tipos de comidas.

La espirulina es una de las sustancias cuyo consumo se ha ido incrementando con el pasar de los años, conforme es más conocida más son las personas que le agregan un valor indispensable dentro de sus dietas, esto se debe a que su bajo aporte calórico y alto contenido en proteínas y minerales hacen que sea un atractivo suplemento deportivo, además de que produce un efecto saciante.

Muchas personas, en especial aquellos que sigue prácticas vegetarianas, con frecuencia hablan de la espirulina como superalimento, contrario a lo que piensan los especialistas en nutrición y dietética, ya que una dieta saludable no se basa en alimentos concretos, sino en la combinación adecuada de productos con distintos nutrientes.

¿Qué beneficios proporciona el consumo de espirulina?

Los efectos de la espirulina en el organismo son variados y abarcan grandes beneficios, ya se ha comprobado que esta sustancia ayuda a fortalecer la inmunidad, incrementa la producción de anticuerpos y citoquinas, incluidos interferones e interleucinas, además permite que el organismo genere mayor protección ante la presencia de virus y mricrobios.

Debido a su elevado contenido en provitamina A y zeaxantina, se le atribuyen propiedades beneficiosas para mejorar la visión en casos de degeneración macular o nictalopía, además ayuda a eliminar los metales pesados, sobre todo arsénico.

Varios estudios han demostrado que aumenta la flora intestinal, promueve el equilibrio bacteriano e inhibe la proliferación de la cándida, su rica composición en proteínas de fácil absorción y antioxidantes es útil a los deportistas y presenta un elevado contenido en calcio y magnesio que ayuda a mitigar posibles calambres.

Espirulina, una alternativa para vegetarianos y veganos

Desde el punto de vista estético, la espirulina también tiene beneficios por su elevado contenido en proteínas, vitaminas del grupo B y minerales como el zinc, las células del cabello se nutren y estabilizan, brindando un aspecto más fuerte y brillante, también los ácidos grasos esenciales ayudan a mejorar la circulación y a evitar su caída, mientras al mismo tiempo mantiene la salud en uñas y piel.

Ahora bien, en estados de anemia, la espirulina también es buena opción, ya que incrementa la hemoglobina, mejora la calidad de la sangre y aumenta la producción de glóbulos rojos, gracias a su elevada riqueza en hierro.

Propiedades de la espirulina

Según el Grupo de complementos de la Vocalía de Alimentación del COF de Barcelona, la espirulina destaca por propiedades como proteínas, lípidos, vitaminas, minerales, altos contenidos de ácidos grasos poliinsaturados, entre otras sustancias.

La espirulina tiene una proporción de proteínas superior a la de otras fuentes, proporcionando un 65 % al organismo, es de fácil digestión ya que carece de celulosa, lo que hace que sea más fácil de digerir, incluso para las personas con mala absorción intestinal.

Los ácidos grasos esenciales ocupan una importante proporción en la composición de la espirulina, pero también cuenta con gran cantidad de potasio, magnesio, calcio, zinc, manganeso, selenio, hierro y fósforo, además vitaminas diversas comovitamina E y otros elementos que destacan por sus propiedades antioxidantes, betacaroteno y todas las vitaminas del grupo B.

Sin embargo, no puede ser utilizada como suplemento, debido a que la vitamina B12 que aporta no es biodisponible para humanos, por lo que no sirve para sustituir el aporte de esta sustancia que requieren los veganos y vegetarianos.

¿Es del todo bueno consumir espirulina?

Como hemos podido ver la espirulina aporta grandes beneficios al organismo, por lo que no es una sorpresa que se esté convirtiendo en uno de los productos nutricionales más frecuentes en las dietas vegetarianas y veganas, pero también puede tener efectos adversos.

Las personas que tomen medicamentos que puedan incrementar el riesgo de hemorragia, deben evitar por completo el consumo de espirulina, mujeres embarazadas o niños en periodo de lactancia, aquellos que padezcan hiperuricemia, hipertiroidismo, fenilcetonuria, o bien algunas enfermedades del hígado y patologías autoinmunes, también deben eludir su ingesta.

Lo más importante es que las personas entiendan que la espirulina es un alimento y no un medicamento, por lo tanto, su consumo es seguro en las dosis adecuadas, a pesar de que no se ha asociado efectos adversos graves con la ingesta de este producto. No obstante, pueden presentarse efectos secundarios, como erupción de la piel, sed, estreñimiento, entre otros.

Espirulina, una alternativa para vegetarianos y veganos

La espirulina no debe ser consumida como suplemento alimenticio, si es bien cierto que cuenta con un valor nutricional alto y con propiedades interesantes, no puede ser consumido como un medicamente, la forma correcta de hacer es como complemento en las dietas vegetarianas.

¿La espirulina ayuda a mantener el peso?

Por su efecto saciante y sus propiedades de fácil digestión, algunos estudios indican que la espirulina en conjunto con una alimentación saludable podría favorecer la pérdida de peso debido a que podría funcionar como inhibidora del apetito y a controlar la saciedad porque es rica en fenilalanina.

También podría tener algún efecto sobre la leptina, una hormona que ayuda a disminuir el apetito y a quemar grasa, aunque no se ha comprobado del todo. Su acción depurativa ayuda a limpiar y a desintoxicar el organismo, acelerando el metabolismo.

Otros estudios sugieren que ayuda a reducir el tejido adiposo debido a que disminuye el proceso inflamatorio que ocurre en una persona que posea síndrome metabólico e inhibe una enzima que actúa en el proceso de la producción de los ácidos grasos.

No queda duda que la espirulina es una buena opción complementaria para la alimentación de las personas que practican dietas a base de frutas y verduras, pero recuerda que no puede ser utilizada como suplemento, a pesar de sus interesantes propiedades.

Te recomendamos consultar con un experto en nutrición antes de realizar cualquier cambio en tus hábitos alimenticio, de este modo evitas presentar inconvenientes en la salud y bienestar de tu organismo.