+8 Frutas Agridulces ¿Cuales debes comer?

Frutas Agridulces

Listado de Frutas agridulces ¿Cuáles son? Estas se caracterizan por ser sumamente nutritivas y a lo largo de nuestro contenido haremos referencia a todo lo que debes saber sobre estas frutas de característico sabor.

Las frutas son un alimento nutritivo que resulta primordial en nuestra dieta diaria, y estas se clasifican de acuerdo a su sabor, ya que podemos encontrar frutas dulces, acidas, agridulces y secas y a continuación haremos referencia a las mismas:

  • Frutas acidas: Frutas como la naranja, el limón, la mandarina, la toronja y la piña son frutas cítricas que entran en la clasificación de frutas acidas. Y su consumo es recomendado ya que ayuda a disminuir el colesterol y el ácido úrico, lo que garantiza el buen funcionamiento del hígado.
  • Frutas dulces: Estas frutas se caracterizan por ser de un sabor agradable al paladar son ricas en vitaminas y en glucosa y entre estas se encuentran la uva dulce, el plátano o cambur, la sandía o patilla, la pera, la papaya o lechosa y pomarrosa.
  • Frutas secas: Entre esta variedad de fruta se encuentran los dátiles, las pasas, las nueces, los cacahuetes y las ciruelas pasas y brindan un gran aporte energético y calorías.
  • Frutas agridulces: El sabor de esta variedad de frutas es menos intenso que el de las frutas acidas, y dentro de esta variedad se encuentran las fresas, la grosella, la manzana, la pera, el durazno, la guayaba, la ciruela y la cereza.

+ 8 Frutas agridulces ¡Para amantes a el sabor agridulce!

A continuación haremos hincapié en las frutas agridulces, las cuales brindan infinidades de aportes nutricionales a nuestro cuerpo y mente:

Fresas

Esta fruta es una de las más deliciosas que podemos probar y son el fruto del fresal, una planta que pertenece a la familia de las rosáceas y se le conoce por su nombre botánico como Fragaria vesca.

La cual deriva del latín fragans y que tiene como significado: olorosa, esto por su marcada fragancia. En cuanto a los beneficios de consumir esta fruta se encuentran que es fuente natural de hierro, y además contiene vitaminas C, K y ácido fólico, los cuales ayudan a controlar y a prevenir la anemia.

La Manzana

Esta es una fruta agridulce que nace del árbol de El manzano, el cual es originario de Europa y Asia, y actualmente se cultiva en distintas partes del mundo, a excepción de los países tropicales, puesto que este fruto se cultiva en un clima templado y húmedo.

En cuanto a sus propiedades nutricionales, esta fruta se caracteriza por ser rica en fibra y vitamina C, lo que la hace ideal para mejorar la función digestiva y potenciar el funcionamiento del sistema inmune.

Durazno

Este fruto guarda sus orígenes en China, y se caracteriza por poseer un bajo contenido calórico y por su gran aporte de fibra. Además, es rico en vitaminas A, B1, B2, E, K y C, así como de minerales como el fósforo, el potasio, el sodio, el calcio, el magnesio.

También es rico en antioxidantes como la tiamina, la bioflavonoides y el selenio, los cuales ayudan a estimular el sistema inmunológico y previenen el riesgo de padecer enfermedades.

Duraznos

Guayaba

Esta fruta se conoce por su nombre científico como Psidium guajava, y su pulpa tiende a ser rosada, blanca, roja, anaranjada, y se caracteriza por contar con un sabor agridulce y con un agradable aroma.

En cuanto a su valor nutricional, es una fruta rica en vitamina C, A y vitaminas del grupo B, las cuales le atribuyen propiedades antioxidantes que ayudan a prevenir el deterioro de las células.

Además es fuente de fibra, lo cual favorece la digestión, siendo una de las frutas más recomendadas para tratar problemas gastrointestinales.

Ciruela

Esta es el fruto del ciruelo, y se le conoce por el nombre científico como Prunus domestica, es un árbol que pertenece a la familia de las rosáceas y al género prunus, al igual que el melocotón y el almendro.

La Ciruela es una fruta agridulce que se caracteriza por ser rica en fibra, lo que favorece la digestión, ya que previene afecciones estomacales y combate el estreñimiento.

Además, es fuente de minerales como el potasio, el calcio, el fosforo, el magnesio y el hierro, este último ayuda a prevenir y contrarrestar los malestares propios de la anemia.

Cereza

Esta es una de las frutas agridulces de mayor consumo ya que son sumamente deliciosas, y lo curioso de este fruto, es que no madura si es arrancado del árbol a destiempo, por lo que su cosecha de debe realizar en el momento oportuno.

En cuanto a su valor nutricional, la cereza es rica en hidratos de carbono, principalmente en azúcares simples tales como la fructosa, la glucosa y la sacarosa, los cuales se encargan de brindar energía a nuestro cuerpo.

Además, brinda grandes aportes de fibra, la cual es fundamental para que mejorar el tránsito intestinal y para prevenir afecciones digestivas.

Grosellas

Las grosellas se caracterizan por su sabor agridulce, y en cuanto a propiedades nutricionales, son fuente de vitamina C, ácido málico, ácido cítrico, flavonoides, ácidos poliinsaturados.

Los cuales le atribuyen propiedades antioxidantes e inmuno-estimulantes, así como diuréticas y depurativas que garantizan el buen funcionamiento de nuestro organismo. Esta es una fruta que se puede consumir en jugos, mermeladas o helados.

Peras

Entre la variedad de frutas agridulces, se encuentran las peras, estas se caracterizan por ser fuente de fibra, vitaminas, minerales y poderes antioxidantes que benefician en gran medida el funcionamiento de nuestro organismo.

Y entre los beneficios de incluir en nuestra dieta diaria la ingesta de peras destaca que mejora la función del sistema digestivo, promueve la eliminación de toxinas del cuerpo, ayuda a bajar de peso, y es un gran aliado para personas que sufren de diabetes.

Sumado a esto, las peras son aliadas de la salud cardiovascular, puesto que ayudan a reducir los niveles de colesterol malo del organismo y además nivelan la presión arterial.

Peras

Sin duda, las frutas agridulces son sumamente deliciosas y además brindan muchos beneficios a la salud, así que no dejes de incluirlas en tu dieta diaria, ya sea en jugos, mermeladas, o helados.