Veganos, vegetarianos y flexitariano ¿En qué se diferencian?

¿Sabías que existen más que dos modos de alimentación? El mundo está dividido entre grupos de personas que aplican diferentes hábitos alimenticios, pero no solo se trata exclusivamente, de los que consumen carne de animales o los que prefieren basar su dieta en alimentos de origen vegetal, existen otros tipos de modos de alimentación que se han ido popularizando en los últimos años.

Muchos tildan de imprudentes a las personas que practican algunas de estas formas de alimentación, sin embargo, expertos en nutrición como la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura mejor conocida como FAO, coinciden en que comer el doble de frutas, verduras, legumbres y frutos secos, y la mitad de azúcares añadidos y carne roja es más saludable para nosotros y para el planeta.

Tres de las tendencias alimenticias reconocidas mundialmente son el veganismo, el vegetarianismo y el modo de alimentación conocido como flexitarianismo, tres prácticas que, si bien tienen similitudes, cuentas con características que las diferencia entre sí, y aquí te describimos cuales son para que no exista confusión.

Diferencias entre vegetarianos, veganos y flexitarianismo

  •    Los vegetarianos son aquellas personas que no come nada que haya supuesto el sacrificio de un animal, sin embargo, muchos de ellos, consumen algunos alimentos de origen animal como huevos, leche, queso, yogures o miel.
  •     Los veganos no consumen ningún producto de origen animal, ni utilizan productos probados en animales o que contengan partes de ellos.
  •    Los flexitariano como su propio nombre indica, aquí existe cierta flexibilidad y si bien hay quien lo considera como un paso previo al vegetarianismo, son personas que quieren alejarse del consumo de alimentos de origen animal, mantienen una dieta vegetariana con algunas exenciones para consumir carne animal.

¿Qué son los vegetarianos y en que consiste sus prácticas?

El vegetarianismo es uno de los conceptos más comunes en el ámbito alimenticio y el que llega más tiempo circulando, pero ¿sabes realmente en qué consiste? Es un concepto que engloba a todas las personas que no comen carne de animales y que mantiene una dieta balanceada gracias a las frutas y verduras.

Los vegetarianos, son aquellas personas que practican este modo alimenticio y que establecen como pilares fundamentales el respeto hacia los animales, hacia el medioambiente y cuidado propio de la salud, por lo que deciden restringir el consumo de carnes y grasas no saludables.

Sin embargo, no es un concepto único, como explicamos párrafos más arriba, Dentro del vegetarianismo, hay distintas ramas o versiones que cumple con sus propias reglas y fundamentos a pesar de que todos excluyen el consumo de carne, están los lactovegetarianos, que incluyen el consumo de lácteos, pero no de huevos, y los ovolactovegetarianos, que son los que se permiten comer tanto huevos como lácteos.

Veganos, vegetarianos y flexitariano ¿En qué se diferencian?

También versiones más estrictas que tampoco aceptan el consumo de miel, o los pescivegetariano quienes comen pescado, lácteo y huevo, pero no consumen carne de ganado o aves de corral y los ovovegetariano que, por el contrario, no comen carne ni lácteos, pero sí comen huevo.

Al final, un vegetariano basa su dieta en el consumo de tubérculos, cereales, legumbres, frutas, verduras, frutos secos, semillas, aceites vegetales (oliva y girasol), especias y, según el caso, se suma o no la ingesta de huevos, lácteos y miel, ya que, según ellos mismos, es lo que les ofrece la tierra.

Ventajas e inconvenientes de ser vegetariano

A pesar de que ser vegetariano no te garantiza estar más sano, es cierto que al basar la dieta en frutas, verduras y legumbres estás cargando el organismo de vitaminas, minerales y fibra, y eso se traduce en un mejor control para mantener y perder peso, mejorar la salud cardiovascular y tener menos incidencia de cáncer.

Ahora bien, para que funcione tiene que estar supervisada por un nutricionista y bien equilibrada, para que el organismo logre adsorber todos los nutrientes necesarios, de lo contrario puedes entrar en déficits importantes; de omega 3, vitaminas B12 y D, y minerales como el hierro.

¿En qué consiste la dieta de los veganos?

Dentro de los tipos de vegetarianos se encuentran los veganos, pero estos mantienen un régimen alimenticio mucho más estricto que cualquier otro, ya que no consume ni lácteos, huevos, miel porque suponen la explotación, el maltrato y sacrificio de animales, en pocas palabras la alimentación de los veganos excluye todo alimentos de origen animal.

Veganos, vegetarianos y flexitariano ¿En qué se diferencian?

Sus fundamentos están directamente atados a un estilo de vida en el que el principal protagonista es el respeto por el mundo animal, por lo que no solo restringe el consumo de alimentos animales, si no que también son personas que no se compran cosméticos probado en animales o realizados con piel, o cualquier otra parte de animal y por supuesto no aprueban actividades que atenten contra el bienestar de los animales.

Ventajas e inconvenientes de una alimentación vegana

En cuanto a los beneficios de esta práctica, comparte las mismas que el vegetariano, mejora el control del peso y los procesos digestivos, además de mantener buena salud cardiovascular y una menor incidencia de cáncer. También ayuda con niveles de colesterol malo, evita sufrir dolores de cabeza, un ictus o un accidente cerebro-vascular y prevé mayores niveles de vitalidad y energía.

Y por supuesto en cuento a inconvenientes, se mantienen los mismo que en el caso de los vegetarianos, posibles déficits de vitamina B12 que se solucionan tomando suplementos y vitamina D, que se solventa tomando el sol 10 minutos todos los días sin protección solar, pero también carencias de Omega 3, por lo que es recomendable el consumo diario de algas, aceite de oliva, nueces y semillas de lino, chía y cáñamo, para compensar la ausencia.

Los demás nutrientes como el hierro, que se solucionan ingiriendo legumbres, frutos secos y semillas junto con frutas y verduras ricas en vitamina C, vegetales ricos en este mineral como las coles, repollos, brócoli, vegetales de hoja verde como espinacas, kale, acelgas, berros, y tofu.

¿Qué son los flexitariano?

A diferencia de los veganos, las personas que compartes estas prácticas no son tan estrictos, los flexitarianos son una especie de vegetarianos, que como su nombre lo indica, emplean hábitos más flexibles.

Se trata de personas que practican una dieta vegetariana en un 90% y que el 10% restante lo abarca con el consumo de carnes. En cuento a su alimentación en general, es similar a la de los vegetarianos, se basa en frutas, verduras, legumbres, frutos secos, semillas, aceites vegetales como oliva y girasol y especias, pero en algunos momentos consumen carne de ganado, aves, pescado, marisco, huevos, lácteos y miel, a ser posible, de origen biológico.

Curiosamente, los flexitarianos emplean hábitos de los dos anteriores en su día a día, pero cuando tienen un evento social incluyen alimentos de origen animal, en pocas palabras se trata de una dieta vegetariana, pero con excepciones.

Veganos, vegetarianos y flexitariano ¿En qué se diferencian?

Según su forma de alimentación se dividen en tres categorías, principiante, avanzado y experto, que se aplica dependiendo del número de comidas vegetarianas que se hacen a la semana y la cantidad de carne y/o pescado consumida, por ejemplo:

  •     Los principiantes hacen dos días sin carne y el resto de los días toman un máximo de 740 gr de carne o aves de corral.
  •     Los avanzados no consumen carne de tres a cuatro días y el resto toman un máximo de 510 gr de carne o aves de corral.
  •     Los expertos hacen cinco días sin carne y el resto comen alrededor de 255 gr de carne y aves.

Ventajas de llevar una dieta flexitariana

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) y las Asociación Americana de Diabetes (ADA), cualquier disminución al consumo de carne que se aplique resulta positivo para el organismo, y esta dieta en particular permite una mayor flexibilidad para mantener en el tiempo una alimentación saludable sin requerir de suplementos.

El flexitariano tiene menores posibilidades que un vegetariano o un vegano de desarrollar un déficit de vitaminas B12 y D, hierro y calcio, y ácidos grasos Omega 3, debido a los aportes, aunque sean ocasionales, de proteína animal.

¿Te animarías a llevar una dieta sana vegetariana, vegana o flexitariana? Si quieres intentarlo, una transición lógica sería la de eliminar primero las carnes rojas, luego las blancas y por último el pescado, de forma paulatina, pero recuerda, siempre que tengas intenciones de modificar tus hábitos alimenticios consulta con un especialista en el área para evitar inconvenientes de salud.