Albaricoque ¡Ideal para cualquier dieta!

¿Qué es el albaricoque?

¿Qué es el albaricoque y para qué sirve?. Las frutas son uno de los alimentos de origen vegetal más apreciados ya que son la fuente de azúcar más saludable que existe y aún así son deliciosas.

Sirven perfectamente para preparar diversos postres y platillos dulces.

Existen frutas muy conocidas como la manzana, la fresa o las peras, y otras que no son tan populares, tal es el caso del Albaricoque, cuyo protagonismo muchas veces se ve opacado por sus primos los melocotones.

¿Qué es el Albaricoque?

Los Albaricoques son el fruto de un árbol denominado Albaricoquero, es una fruta similar al durazno o melocotón, porque de hecho son parte de la misma familia al igual que el endrino y el cerezo.

Esta fruta es comestible, tiene un aspecto tierno con una tonalidad entre naranja y rojiza, y un sabor suave, delicado y dulce, muy similar al del melocotón o durazno.

Origen del Albaricoque

El origen del árbol del que proviene el Albaricoque podemos ubicarlo en la región asiática, específicamente en Turkestán que se sitúa entre el mar Caspio y el desierto de Gobi.

Desde esta zona se extendió a Armenia, y desde allí fueron los romanos quienes lo importaron hacia el Sur de Europa, aunque otras teorías sugieren que fueron los árabes quienes lo llevaron a esta región de Europa.

Desde Europa fueron los colonizadores los que transportaron este árbol y este fruto hacia América. De manera que actualmente se cultiva en casi en todo el mundo.

Características del Albaricoque

Es un fruto comestible bastante similar al melocotón, con la diferencia de que el Albaricoque es más pequeño que este, siendo que puede medir unos 8 cm de largo y entre 3 y 4 de diámetro.

Tiene una piel externa de textura suave, delicada y vellosa que recubre su carne interior, esta piel externa es de color anaranjada o amarillenta con algunos tonos rojos.

Su pulpa es predominantemente naranja-amarilla y se encuentra rodeando a una especie de hueso que en su interior rodea una semilla que es tóxica y por lo tanto no es comestible.

Propiedades y valor nutricional del Albaricoque

El Albaricoque contiene importantes cantidades de betacarotenos lo cual proporciona al organismo la vitamina A que necesita, y además estos betacarotenos son los que le otorgan ese color anaranjado.

Y no solo aporta esta vitamina, sino que también aporta minerales esenciales pues es rico en potasio, magnesio, hierro y calcio. También contienen vitamina B3 y taninos.

Aporte nutricional por cada 100 gr de Albaricoque
Calorías39,7 g
Carbohidratos9,5 g
Proteína1, 40 g
Fibra2,1 g
Potasio290 mg
Sodio1 mg
Hierro0, 54 mg
Cobre0, 089 mg
Calcio14 mg
Magnesio12 mg
Fósforo19 mg
Vitamina A2612 UI
Vitamina B10,030 mg
Vitamina B20,890 mg
Vitamina C7 mg
Vitamina E0,6 mg

Beneficios del Albaricoque

Debido a su gran contenido de agua y a su bajo aporte de calorías, el Albaricoque es ideal para cualquier dieta para bajar de peso, así como para deportistas, ya que contribuye a mantenerse hidratado.

Su aporte de fibra la hacen excelente para mejorar el proceso digestivo y aliviar el estreñimiento. También favorecen el tratamiento de la anemia, son saludables para el sistema cardiovascular y para los huesos.

Tipos de Albaricoque

Existen diversos tipos de Albaricoque, entre los que destacan los siguientes:

El Canino, procedente de España, es grande y tiene una concha naranja muy llamativa; el Paviot, de color rojo y anaranjado, su pulpa es fina y agradable.

El Ulida, es también de España, es grande y de pulpa dulce y jugosa; el Nancy tiene una forma casi esférica, su pulpa tiene una tonalidad cobriza y de un sabor un poco ácido.

El Currotes es pequeño, tiene una piel de tonalidad blanca y rosácea, y una pulpa blanquecina de sabor ácido; y el Mitger, de piel fina, aterciopelada y suave, y de carne jugosa y dulce.

¿De dónde proviene el Albaricoque?

El Albaricoque proviene de un árbol frutal de origen asiático denominado Albaricoquero y cuyo nombre científico es Prunus armeniaca, esta fruta florece en el árbol entre marzo y abril.

Se recomienda recolectar el Albaricoque de este árbol apenas está en madurez, pues de lo contrario comenzará a adquirir un sabor ácido, y la vida poscosecha de estas frutas es de entre 1 y 3 semanas.

Árbol del Albaricoque

El Albaricoquero, o Prunus armeniaca, es un árbol frutal caduco de entre 3 y 10 metros de altura. Esta especie pertenece a la familia Rosaceae y al género Prunus.

A este género Prunus pertenecen otras especies como el melocotonero, el cerezo, el ciruelo y el almendro, por lo que esta especie está emparentada también con esas otras.

¿Cómo es el árbol del Albaricoque?

El Albaricoquero es un árbol que puede medir hasta 10 metros de alto, tiene un aspecto redondeado y un tallo completamente erecto con una corteza de color parda-grisácea.

Sus ramas son jóvenes y tienen un color rojizo, las que son adultas se retuercen, no tiene un follaje demasiado denso y su copa es bastan amplia, tiene algunas flores de color blanco rosáceo.

Partes del Árbol del Albaricoque

Tiene un tallo que crece erecto, con una corteza agrietada de color pardo-grisácea, sus ramas tienen un tono rojo y las más adultas se hallan retorcidas.

Sus hojas tiene forma ovalada-acorazonada y miden unos 9 cm de longitud, son de color verde y un poco amarillentas por su envés, tienen un ápice puntiagudo.

Sus flores están reunidas en parejas o solitarias, tienen un color blanco con un tinte rosáceo, y pueden medir unos 2,5 cm de diámetro. Luego están sus frutos, comestibles, los Albaricoques, que son de color anaranjado o amarillento.

¿Cómo se cultiva el Albaricoque?

Su cultivo se realiza por medio de sus frutos, esta planta es poco exigente con los suelos, aunque se recomienda sembrar en suelos ligeros, secos, cálidos y profundos, pues no se adapta a suelos húmedos y fríos.

Respecto al clima, a pesar de que no necesita condiciones específicas para crecer y desarrollar frutos de manera adecuada, al ser un árbol de hoja caduca, el Albaricoquero si requiere de un periodo de frio invernal.

¿Qué se puede hacer con el Albaricoque?

Habitualmente se consume cruda y de manera fresca, y al igual que otras frutas se emplea para preparar batidos, jugos, zumos, postres, y mermeladas, también se consumen como orejones, es decir, secos.

Las semillas del albaricoque también se emplean como almendra, o para preparar aceite o jarabe de goma de albaricoque. Esta goma se utiliza como tratamiento contra la tos.

Pizza de Albaricoque

El Albaricoque, una pequeña fruta pero con un aporte grandioso de nutrientes y vitaminas absolutamente necesarias para mantener nuestra salud y fortaleza.

Y lo mejor de todo es que  sus beneficios puedes obtenerlos fácilmente pues es una fruta fácil de conseguir en casi cualquier parte, además de muy fácil de preparar.