Cereales de colores ¿Cuáles son los más comunes?

Cereales de colores

Algunos cereales del mercado son productos procesados de granos tales como maíz, trigo, arroz, avena y centeno. Los cereales vienen presentados en muchos tamaños, colores y sabores.

De acuerdo con especialistas de marketing,  existe una asociación fuerte entre el juicio del consumidor acerca del color del producto y su sabor, y los fabricantes de cereales del mundo comprenden la importancia de la consistencia del color en sus productos.

Cereales de colores

Los cereales de colores más famosos son, en su mayoría, los industrializados, los americanos y los más procesados. En el caso de los americanos, los cereales de colores tienen una permisología de color que otorgan organismos de salud de Estados Unidos.

En muchos casos el color de los cereales se mide para asegurar la consistencia de lote a lote para cumplir los estándares de color.

Normalmente, un cereal coloreado tiene mayor cantidad de azúcar, pero la complicación se presenta cuando se come en exceso.

Los cereales industrializados son los que más azúcar contienen

Además, el colorante que se les coloca podría ocasionar algún tema alérgico en niños o personas con problemas de asma, entre otras afecciones.

No es que sea malo comer este tipo de cereales, pero si nuestro desayuno se basa sólo en esto estaremos consumiendo mucha azúcar y los niveles de glucosa pueden aumentar considerablemente.

Algunos de los cereales de colores más comunes son:

  • Los copos de maíz
  • Los copos de aros
  • Los aros de maíz o trigo

Los colores en los cereales son medidos a través de varios instrumentos, uno de ellos es el colorímetro. De acuerdo con Hunterlab, un laboratorio español, «la medición del color del cereal puede ser dividida en dos grupos principales: el cereal propiamente dicho como producto terminado y los granos o materia prima del cereal».

Copos de maíz

Explica también en su sitio en Internet que en el primer caso, «la importancia de la medición del color radica en asegurar que este satisfaga las expectativas del consumidor.

En el otro caso, la importancia radica en el control del grano y la materia prima para asegurar la consistencia en toda la cadena de abastecimiento».

Ahora bien, mezclar un poco de cereales integrales con cereales de colores también es una buena idea para equilibrar la comida, especialmente en el desayuno.