Granada ¡Fruta tropical, con un sabor único!

¿Que es la granada?

¿Cuánta vitamina tiene la granada? ¿Cómo se siembra? ¿Qué es?. Desde su inicio, los seres humanos se alimentan de plantas, pues estas son un excelente fuente de vitaminas y nutrientes para el organismo de cualquier ser vivo.

Y siendo el reino vegetal tan extenso, dentro de su amplitud podemos hallar infinidades de sabores, colores, olores y beneficios para mantener y potenciar la salud de nuestro organismo.

¿Qué es la Granada?

La Granada es un fruto en forma de balausta, es decir que es un fruto seco que tiene semillas carnosas las cuales se encuentran en las cavidades irregulares que tiene en su interior.

Esta fruta no es una de las más populares pero sí que es una de las más exóticas, pues tiene un aspecto peculiar y llamativo, así como un sabor único que querrás probar y un sinfín de beneficios que no debes perderte.

Origen de la Granada

El origen de la Granada se sitúa en Oriente, pues se han encontrado documentos antiguos que datan del año 4.000 a.C. en los que se hace referencia a esta fruta.

No se sabe con certeza dónde se originó exactamente, pero se cree que fue en el Himalaya Occidental, en Persia e Irán. En su extensión por la China, las Granadas fueron consideradas como un símbolo de abundancia y prosperidad.

Se cree que fue introducida al mediterráneo durante las guerras Púnicas, de ahí que su nombre latín sea Punica granatum. Una vez en Europa, llega a América por los colonizadores. Actualmente se cultiva en casi todo el mundo.

Características de la Granada

La Granada se caracteriza por ser una fruta con forma globosa, es muy carnosa y es solo un poco más grande que una manzana, su piel es gruesa y de un color anaranjado pardo.

Esta fruta es una especie de esfera que en su interior contiene muchísimas semillas rojas comestibles que son jugosas, agridulces y refrescantes, estas semillas se encuentran separadas por unos tabiques membranosos.

Propiedades y valor nutricional de la Granada

Una de las cualidades nutricionales que más llama la atención es su riqueza en fitoquímicos como los flavonoides, elegitaninos, y las antocianinas; así como en antioxidantes, entre los que destaa el betacaroteno.

La Granada también es rica en vitaminas del complejo B, yitamina C, carbohidratos y fibra; y contiene gran variedad de minerales como el calcio, selenio, magnesio, zinc, cobre, hierro y potasio.

Aporte nutricional por cada 100 g de Granada
Proteínas1,67 g
Grasas1,17 g
Fibra4 g
Azúcares13,67 g
Carbohidratos18,7 g
Calcio10 mg
Zinc0,35 mg
Potasio236 mg
Fósforo36 mg
Magnesio12 mg
Hierro0,3 mg
Manganeso0,119 mg
Sodio3 mg
Vitamina B10,067 mg
Vitamina B20,053 mg
Vitamina B30,293 mg
Vitamina B50,377 mg
Vitamina B60,075 mg
Vitamina B938 μg
Vitamina C10,2 mg
Vitamina E0,6 mg
Vitamina K16,4 μg

Beneficios de la Granada

La Granada se suele incluir en dietas anticancerígenas, pues sus compuestos fitoquímicos, como las antocianinas, los flavonoides y demás antioxidantes contribuyen a prevenir tipos de cáncer como el de mama y el de próstata.

Su consumo también contribuye a disminuir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, reduce el colesterol, regula la tensión arterial, también tiene efectos depurativos y es buena para perder peso.

Tipos de Granada

Debido a su antigüedad, esta fruta tiene muchísimas variedades que no podremos abarcar aquí, pero a continuación describiremos las más importantes.

La Granada Mollar, son frutos de un gran tamaño, de color rojo claro y rosado, esta es la variedad más dulce, sus granos pueden ser un poco más oscuros y gruesos que el de las otras variedades.

La Valenciana, posee una piel de color rosado, y un poco más fina que la de la Mollar, tiene granos jugosos y dulces. Y la Wonderful, es de color rojo fuerte, es de gran tamaño, con granos más pequeños y un poco más ácidos.

¿De dónde proviene la Granada?

La Granada proviene de un árbol denominado Granado, un árbol pequeño y caducifolio, que pertenece al género Punica y a la familia de las Lythraceae.

Estos árboles son cultivados para obtener su fruta, aunque debido a su tamaño pequeño y aspecto bonito y delicado, es también plantado como planta ornamental para decorar áreas verdes.

Planta de la Granada

La planta de la Granada, el Granado, conocido científicamente como Punica granatum, es un árbol de tamaño pequeño, de apenas unos 5 metros de altura.

Su nombre latino, “granatum”, quiere decir “que tiene granos”, por lo tanto se refiere a su carga de frutas con forma de granos. El género Purica, al que pertenece esta clase, solo agrupa una especie más, el Purica protopunica.

El Granado

¿Cómo es la planta de la Granada?

El Granado es un árbol pequeño, caducifolio, muy ramificado y regularmente espinoso. Es un árbol pequeño que tiene una copa irregular, algunas veces también tiene un porte arbustivo.

Tiene un tronco que crece recto y con una corteza resquebrajada, su copa es de color verde brillante y su tronco tiene un color café con tonos grisáceos.

Partes de la planta de la Granada

El Granado cuenta con un sistema radicular que consiste en una raíz consistente de corteza rojiza. Su tronco es retorcido, con una corteza escamosa de color gris.

Sus hojas son opuestas y de color verde; sus flores son hermafroditas, crecen al final de las ramas en grupos de entre 2 y 5 o en solitario, son rojas, grandes y acampanadas. SU fruto es una baya globosa denominada Granada.

¿Cómo se siembra y cultiva la Granada?

La Grana es una fruta tropical, por lo tanto necesita climas de este tipo, si la maduración de las frutas coincide con la época de calor, entones tendrás frutas de mayor calidad.

Esta especie requiere de mucha frescura y agua, pues sus raíces deben mantenerse húmedas, aunque soporta bien las sequías. No es exigente con el suelo, pero se desarrolla mejor en suelos ligeros, profundos y permeables.

Puedes plantarlas por semillas o por estacas, aunque las semillas germinan rápido, se recomiendan otros métodos, pues de este modo toman más tiempo para desarrollarse.

¿Cómo es la semilla de la Granada?

Cuando pensamos en la semillas de las Granadas, es común confundirlas con los granos que contiene en su interior, pero estos no son sus semillas, son arilos.

Estos arilos encierran en su interior a las pequeñas semillas de la Granada, estas son angulares y duras en su interior, estas semillas son comestibles.

¿Qué se puede hacer con la Granada?

Los usos de la Granada son de dos tipos: culinarios y medicinales. Esta fruta usualmente se come fresca, se separa su corteza a la mitad, y se comen sus semillas, sin engullir las pequeñas laminillas que separan a las semillas.

Se utiliza para preparar bebidas, sorbetes, macedonias y como ingrediente de otros platillos, por ejemplo en la cocina libanesa se utiliza el jarabe de granada para aderezar platillos como las berenjenas horneadas o ensaladas.

Respecto a sus usos medicinales, se hacen gárgaras que sirven para aliviar la tos, las diarreas, los cólicos y la fiebre; también de sus granos se extrae un jugo llamado sambu usado para la limpieza y sanación interna.

Refrescante Granadina casera

La Granada puede que no sea de las frutas más populares, pero en los últimos años ha recibido el reconocimiento que se merece gracias a su aspecto singular y a sus propiedades únicas.

El consumo de Granadas solo te traerá beneficios, así que te invitamos a experimentar con esta fruta como un nuevo ingrediente para tu cocina y a encontrar las formas más ricas de aprovechar sus beneficios.