+6 Vitaminas para dolores musculares: Beneficios, efectos y más.

Vitaminas para los dolores musculares

¿Qué vitaminas son buenas para los dolores musculares?. Muchas veces nos dueles los músculos, también llamados órganos fibrosos,  por algún esfuerzo físico, algún ejercicio mal hecho, incluso por una mala postura.

Cuando hay una inflamación muscular viene el dolor, pero lo bueno es que hay vitaminas especiales para estas dolencias que te pueden ayudar significativamente y calmar o incluso evitar esas molestias.

El ejercicio es una actividad esencial para mantener una buena salud, pero muchas veces puede causar dolor en los músculos, especialmente si se ejecuta un ejercicio nuevo o aumenta su intensidad, incluso si se hace sin la supervisión o la guía de un experto.

En esta entrega hablaremos de los nutrientes que alivian esas dolencias tan molestas. Quédate en esta nota.

 

 

Vitaminas para dolores musculares

Vitaminas para los dolores musculares

Hay seis vitaminas que no fallan para prevenir inflamación de los órganos fibrosos y que alivian los dolores de dichos tejidos del cuerpo, que son justamente los que permiten la movilidad del organismo y que recubren nuestros huesos.

Esas vitaminas para los dolores musculares que no fallan son las siguientes:

  • Vitamina K
  • Vitamina D
  • Vitamina A
  • Vitamina E
  • Vitamina B
  • Vitamina C

Vitamina K: ¿Para qué sirve?

Un estudio realizado por la Fundación Jiménez Díaz asegura que vitamina K inhibe los marcadores proinflamatorios de los tejidos fibrosos producidos por los glóbulos blancos.

Este nutriente se encuentra en los alimentos que mencionamos en esta lista:

  • Espinacas
  • Acelgas
  • Hojas de mostaza
  • Perejil
  • Lechuga romana
  • Brócoli
  • Repollo
  • Coles de Bruselas
  • Espárragos
  • Guisantes
  • Ciruelas
  • Uvas
  • Aguacate
  • Mora azul
  • Soja
  • Zumo de zanahoria

5 vitaminas para los dolores musculares que no fallan

Vitamina D: alivia el dolor muscular

La vitamina D es la que aporta el sol cuando entra en contacto con nuestra piel. Realmente es nuestra piel la que la produce y es un potente antioxidante.

La vitamina D es indispensable para el fortalecimiento de los músculos y nuestros huesos. Algunos de los beneficios de la vitamina D son:

  • Ayuda a la absorción de calcio
  • Alivia la inflamación muscular
  • Mantiene la función muscular correcta
  • Ayuda a prevenir el cáncer porque mantiene la función celular correcta
  • Fortalece el sistema inmunológico

Los alimentos que aportan esta vitamina son:

  • Atún
  • Salmón
  • Hígado
  • Queso
  • Yema de huevo
  • Hongos
  • Productos lácteos
  • Champiñones
  • Pescado azul
  • Mariscos
  • Aguacate
  • Germen de trigo

Vitamina A: la mejor para aliviar el dolor muscular

La vitamina A, aparte de ser excelente para la vista, es un nutriente capaz de aliviar el dolor de los órganos fibrosos y el de las articulaciones.

Un estudio realizado por la Universidad de Harvard, citado por Mejor con Salud, afirma que «este nutriente regula los procesos inflamatorios, pues ayuda a disminuir los niveles sistémicos del mediador inflamatorio conocido como MCP-1″.

Los alimentos que aportan esta vitamina y que deberías incluir en tu dieta son:

  • Zanahoria
  • Brócoli
  • Batata
  • Col
  • Espinacas
  • Leche
  • Mantequilla
  • Queso cheddar
  • Melón
  • Albaricoque
  • Mango
  • Ternera
  • Pollo
  • Pavo
  • Pescado

Vitamina E y sus beneficios en los dolores musculares

La vitamina E es un antioxidante por excelencia. Está compuesta por elementos solubles en grasa, de hecho está presente mayormente en los alimentos vegetales ricos en grasas instauradas, como las oleaginosas, y tienen menos presencia en los granos de cereales.

Esta vitamina es la reina de las vitaminas relacionadas con la juventud, la belleza y un cabello saludable y fuerte.

Es considerada de esa forma porque protege al cuerpo humano de los radicales libres que causan la degeneración de los tejidos.

Este nutriente ayuda a aliviar la inflamación de los músculos y se encuentra en los siguientes alimentos:

  • Aceites vegetales
  • Nabo verde
  • Tomates
  • Germen de trigo
  • Aguacate
  • Albahaca
  • Espinacas
  • Aceites de plantas
  • Hojas de mostaza
  • Col rizada

Vitamina B: para aliviar la tensión en los músculos

Cuando hablamos de la vitamina B nos referimos al Complejo B, al grupo de nutrientes que contienen esta importante sustancias para todo el organismo humano.

La vitamina B es una de esas vitaminas que no pueden faltar, ya que es fundamental para captar la energía de los alimentos que se consumen. Igualmente permite la formación adecuada de glóbulos rojos, entre otros beneficios.

Además, la vitamina B se encarga de mantener el tono muscular, permite la relajación de los tejidos y alivia la tensión en ellos. Se le consigue en los siguientes alimentos:

  • Huevos
  • Carnes sin grasa
  • Hígado
  • Nueces
  • Frijoles de soja
  • Pollo
  • Ostras
  • Espinacas

Vitamina C: ¿Para qué sirve en nuestros tejidos musculares?

La vitamina C (ácido ascórbico), junto con el colágeno, permiten que el cuerpo absorba calcio, lo que fortalece los huesos y los músculos.

Más que cualquier medicamento farmacológico, las frutas y los vegetales son la fuente mayoritaria de ácido arcórbico.

De acuerdo con el portal especializado Mejor con Salud, la vitamina C ayuda a aliviar el dolor muscular y articular a través de laprotección y curación de los tejidos musculares.

Estos son los alimentos con vitamina C que debes incluir en tu dieta diaria:

  • Kiwi
  • Mango
  • Naranja
  • Limón
  • Papaya
  • Piña
  • Fresas
  • Sandía o Patilla
  • Melón
  • Brócoli
  • Coliflor
  • Pimientos
  • Espinaca
  • Patata Blanca
  • Tomates

Vitaminas para los dolores musculares

Así como todos los órganos del cuerpo humano requieren de ciertos nutrientes para funcionar de forma correcta, los músculos también necesitan de ciertas vitaminas para mantenerse en el tono y masa saludable.

Los músculos nos permiten la flexibilidad y la fuerza de nuestro cuerpo para movilizarnos, caminar, correr, hacer ejercicio.

Los músculos son tejidos compuestos de fibras que, al contraerse, permiten la movilidad del cuerpo humano y de los animales también.

Consumir estas vitaminas mediante los alimentos, a través de una dieta balanceada, es la mejor forma de mantener sanos nuestros tejidos y todo nuestro cuerpo.

Ahora bien, solo en casos graves será el médico quien indique si es necesario tomar algún suplemento farmacológico. ¡Cuidate y no te automediques!