Yacón: Propiedades, beneficios y más

¿Qué es el yacón?

¿Qué es el yacón? ¿Dónde encontrarlo? Beneficios, Propiedades y más. Los tubérculos son las raíces de las plantas que se engrosan para preservar nutrientes, y esto los hace un alimento muy nutritivo y beneficioso para el consumo humano.

En América se ha producido la domesticación y cultivo de diversos tipos de tubérculos, el Yacón es uno de ellos, y posee cualidades interesantísimas de las que te enterarás en seguida.

¿Qué es el Yacón?

El Yacón es un tubérculo comestible oriundo de América del Sur, en apariencia es muy similar a una patata, tiene una piel áspera de color rojo o marrón.

Esta raíz o tubérculo es consumido por su sabor dulce y por su textura crujiente y es realmente antiguo, siendo consumido por el antiguo Imperio Inca en Perú desde la época prehispánica.

Origen del Yacón

El Yacón es originario de la región andina de América del Sur, y la planta de la cual es raíz fue domesticada por los indígenas Tahuantinsuyo, de la región de Perú.

Es una raíz prehispánica que comenzó a consumirse como fruta fresca a causa de su sabor dulzón, con el tiempo esta tribu descubrió que al exponerla al sol esta raíz adquiere un sabor todavía más dulce.

Actualmente se encuentra en diversas regiones de los Andes, desde el Ecuador hasta la zona noroeste de Argentina, así como en regiones de Europa, Asia, Oceanía y América del Norte.

Características del Yacón

Como hemos dicho es muy similar a una papa, se encuentra cubierto por una piel de textura áspera, de color rojo o marrón y semi gruesa. Debajo de esta piel se halla la carne del Yacón.

Esta carne tiene una textura crujiente y jugosa, un sabor dulce similar al de la manzana, y su color varía entre naranja y beige. Aunque algunas variedades pueden ser de color rosado, naranja, amarillo, e incluso morado.

Propiedades y valor nutricional del Yacón

Principalmente contienen agua, inulina y fructooligosacáridos, y también es muy bajo en calorías por lo que el azúcar que contiene no es digerida por el cuerpo humano, generando saciedad sin sumar calorías.

Aunque esta especie no tenga un valor nutricional muy destacable, podemos mencionar que si contiene fibra, vitamina A, B1, B2 y C, así como minerales tales como el hierro, magnesio, potasio, calcio y el fósforo.

Aporte nutricional por cada 100 gr
Calorías 54
Hidratos de Carbono 12,5 gr
Grasas 0,3 gr
Fibra 0,5 gr
Agua 86.6 gr
Proteínas 0,3 gr

Beneficios del Yacón

El Yacón ha sido sujeto de diversos estudios interesados en su gran aporte de compuestos frustoogliosacáridos, y han descubierto que su consumo ofrece los siguientes beneficios:

Aumento de la fertilidad en los hombres, previene la anemia, mejora y fortalece el sistema óseo, protege el corazón y el hígado, favorece la pérdida de peso.

También es recomendado para el tratamiento de la diabetes, es rico en antioxidantes por lo que protege contra el envejecimiento celular, y también tiene propiedades diuréticas.

Tipos de Yacón

El Yacón no presenta muchas variedades, pues hasta ahora solo se han distinguido tres que varían entre sí en función a su color y ligeramente por su sabor, aunque este sigue siendo dulce en todas ellas.

Las tres variedades principales son la morada, la blanca y la anaranjada; aunque hay evidencias que demuestran que los colores pueden variar de acuerdo a las condiciones ambientales en las que se cultive.

¿De dónde proviene el Yacón?

El Yacón es la raíz tuberculosa de la Smallanthus sonchifolius, una especie de planta perenne que crece naturalmente en la región andina de América del Sur.

Esta planta de hecho emerge del ápice del Yacón tubérculo, de este extremo de la raíz nacen tallos, ramificaciones, e inflorescencias que constituyen a la Smallanthus sonchifolius.

Planta del Yacón

Esta es una especie perenne de la familia de las Asteraceae, y es una de las 21 especies que integran el género Smallanthus. Domesticada originalmente en los Andes, actualmente se cultiva en regiones de Europa y América del Norte.

¿Cómo es la planta del Yacón?

Es una planta perenne que puede medir entre un metro y medio y tres metros de altura, tiene un sistema radicular compuesto por raíces carnosas que pueden medir hasta 25 cm de longitud y 10 cm de diámetro.

Sus hojas son verdes y sus flores pueden ser blancas, moradas o anaranjadas, aunque pueden variar un poco más dependiendo de la región en la que se cultive la planta.

Partes de la planta del Yacón

Se distingue un tallo aéreo de hasta dos metros de largo, aunque pueden crecer un poco más de dos metros. Esta planta tiene hojas verdes, alternas, vellosas en su parte interior y ásperas en la posterior.

Sus flores son pequeñas y de diversos colores en función de la variedad, y tienen una forma muy similar a la de los girasoles. Sus raíces se engrosan para reservar nutrientes y son comestibles.

¿Cómo se cultiva el Yacón?

El Yacón no necesita mayores cuidados, la formación de sus tallos y raíces no depende de la luz solar; se siembra en zonas de gran altura como los Andes o en regiones similares en Nueva Zelanda.

A pesar de que crece en climas fríos y frescos, el follaje de la planta se ve afectado de manera negativa por las heladas, no obstante los tubérculos subterráneos se mantienen intactos.

De igual manera el Yacón tolera una gran gama de temperaturas altas. Respecto al suelo, responde mejor a aquellos que sean profundos, con buena estructura, un buen drenaje y ricos en nutrientes.

¿Qué se puede hacer con el Yacón?

En sus regiones de origen se consume al natural, totalmente crudo, pues gracias a su sabor dulce se puede pelar la raíz y consumir sin mayor requerimiento.

Aunque también se puede consumir cocido, se puede freír, asarse, hervirse, y usarse como ingredientes de sopas, guisos y asados. Su sabor dulce también lo hace excelente para sustituir la manzana en postres, mermeladas y jugos.

La raíz del Yacón es sin duda un tubérculo que produce múltiples beneficios para la salud de nuestro organismo, además de tener un delicioso sabor dulce que hace agradable su consumo.

Actualmente esta raíz prehispánica se halla esparcida por todo el mundo, aunque no goce la misma popularidad de otros tubérculos. Así que aprovecha al máximo sus beneficios y anímate a consumirla más seguido.